Un ambicioso Lionel Messi aseguró el miércoles que el objetivo del Barcelona es conquiste todas las competiciones y en un gesto hacia sus compañeros españoles dijo que le gustaría que Xavi Hernández o Andrés Iniesta ganaran el Balón de Oro.

El astro argentino, que se prodiga poco en los medios de comunicación, compareció en rueda de prensa para analizar la próxima temporada, en la que se marcó el objetivo de conseguir todos los títulos posibles. Especialmente la Liga de Campeones, en la que admitió guardar una "espina clavada" del penal fallado contra el Chelsea en las semifinales del torneo pasado.

"El objetivo es conseguir todo, es complicado y cada año más difícil", dijo Messi. "Me quedó la espinita clavada de la semifinal de Liga de Campeones contra el Chelsea por el penalti que fallé y la espina de la liga (española) perdida contra el Real Madrid".

"Vamos a intentar este año conseguir estos títulos", añadió.

Messi, de 25 años, estableció una nueva marca europea de goles en una sola temporada con 73 dianas. Pero su objetivo, dijo, no es seguir batiendo récords a nivel individal sino dar más títulos al Barsa.

"No intento superarme a nivel individual, no busco ningún año hacer más goles que el anterior, si se da bien, mejor, y si no, no pasa nada", afirmó. "El objetivo es a nivel de títulos conseguir los máximos posibles, luchar por ellos hasta el final e intentar conseguirlos".

En ese sentido, Messi aspira a su cuarto Balón de Oro consecutivo como mejor jugador del mundo, pero reconoció que sería merecido si Xavi o Iniesta se quedan con la distinción como premio a su temporada en el Barsa y en la selección española, flamante campeona de Europa por segunda vez consecutiva.

"Ojalá Xavi o Iniesta puedan ganar el Balón de Oro, han hecho mucho, lo dije el año pasado. Lo tendrían bien merecido cualquiera de los dos por lo que vienen ganando, la última Eurocopa la más reciente", comentó.

Messi también habló de su nuevo técnico Tito Vilanova, al que ya tuvo como entrenador cuando era adolescente en las categorías inferiores. El argentino señaló que espera tener el mismo peso en el equipo que tuvo durante la era de Pep Guardiola.

"Obviamente éramos chicos todavía, pero como entrenador ya formaba jugadores y ayudaba mucho a nuestro crecimiento. Nunca imaginé encontrármelo en primera (división) pero estoy muy contento", explicó. "Conozco a Tito (Vilanova), sé cómo es, y estoy encantado de que esté con nosotros".

Messi aseguró que tenía ganas de volver a entrenar. Será la primera pretemporada completa que realiza en cuatro años tras haber disfrutado de unas largas vacaciones sin compromisos internacionales con la "Albiceleste".

"Tenía ganas de volver, empezar, no estoy acostumbrado a tener tantas vacaciones como este año", aseguró.