Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Londres eliminaron un espectáculo de bicicletas de la ceremonia inaugural para asegurar que el acto termine antes de la medianoche.

El comité indicó que los artistas ensayan para asegurarse que la ceremonia dirigida por Danny Boyle no se alargue demasiado. El Comité Olímpico Internacional exigió que el festejo culmine antes de la medianoche para que los atletas puedan descansar para las competencias del día siguiente.

Los ciclistas de todas formas recibirán su pago.

Unos 10.000 artistas participarán en la ceremonia, que se realizará frente a 60.000 espectadores en el Estadio Olímpico en el este de Londres. Se calcula que unas 1.000 millones de personas verán el espectáculo por televisión.

Boyle reconoció que es un reto enorme realizar un espectáculo de tal magnitud para televisión en vivo, además de transmitir el peculiar sentido del humor británico.