La Presidencia de El Salvador presentó hoy al Parlamento un anteproyecto de ley para que los emigrantes salvadoreños puedan votar en el extranjero a partir de las elecciones presidenciales de 2014.

El "Anteproyecto de Ley Especial para el Ejercicio del Voto en el Exterior en las Elecciones Presidenciales" fue entregado a la junta directiva de la Asamblea Legislativa por el canciller Hugo Martínez, el secretario de Asuntos Estratégicos, Hato Hasbún, y el viceministro para los Salvadoreños en el Exterior, Juan José García.

"Este es un día histórico, en el cual se da un paso concreto más para garantizar el voto de nuestros compatriotas en el exterior", dijo Martínez al entregar la propuesta de ley, que había sido anunciada por el presidente, Mauricio Funes, el 1 de junio pasado.

Martínez dijo esperar que los diputados "estudien con detenimiento" el anteproyecto, "pero igual con la premura que los tiempos establecen porque hay una fecha límite, que es la elección de 2014".

El anteproyecto de ley plantea la modalidad del voto postal o por correo como la opción más viable y sostenible para hacer realidad el ejercicio del sufragio para los salvadoreños en el exterior, sin importar el lugar en que se encuentren, ni su estatus migratorio, detalló la Cancillería salvadoreña mediante un comunicado.

Esta modalidad es "bastante segura porque permite aplicar los criterios de universalidad y es fácil hacer llegar los materiales electorales a los ciudadanos en cualquier parte del mundo", dijo recientemente el subsecretario de Gobernabilidad y Modernización del Estado, Antonio Morales.

Según un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que determinó que el voto postal o epistolar es el más indicado para el voto en el exterior, El Salvador tendrá que invertir unos 21 millones de dólares para hacerlo realidad.

De casi 4.000 salvadoreños encuestados en el exterior, el 68 por ciento está interesado en participar en las elecciones de 2014, según un estudio de la Cancillería.

Según estimaciones oficiales, en el exterior residen 2,9 millones de salvadoreños, de los cuales 2,5 viven en los Estados Unidos.

Las remesas enviadas por los inmigrantes salvadoreños a sus familias representan alrededor del 16 por ciento del producto interno bruto de su país.