La provincia de Buenos Aires, la mayor de Argentina, sumergida en una crisis financiera, pagará el sueldo extraordinario a los empleados estatales con fondos de las licencias de salas de juego, tras varias protestas de trabajadores por la demora en el pago, dijeron hoy fuentes oficiales.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, prorrogó por decreto las licencias de una quincena de salas de juego con la aspiración de recaudar así unos 1.500 millones de pesos (327,5 millones de dólares), indicó la prensa local.

Según el decreto bonaerense, divulgado por la estatal agencia Télam, el pago del aguinaldo se afrontará "con la emisión de bonos de cancelación de deudas de la provincia de Buenos Aires", a partir de "una recaudación de fondos superior a la prevista" por la prórroga hasta 2021 de la concesión de salas de juego.

La recaudación extraordinaria pretende aliviar la grave crisis financiera que atraviesa la provincia en medio de los reclamos bonaerenses para que el Gobierno nacional aumente el giro de fondos por coparticipación de impuestos.

Los problemas en las arcas de la provincia se agudizan en medio del distanciamiento político de Scioli con la presidenta argentina, Cristina Fernández, ambos enrolados en las filas del peronismo.

El gobernador admitió a principios de mes que no podría desembolsar la totalidad del Sueldo Anual Complementario (SAC) a los trabajadores públicos y anunció que la fraccionaría en cuatro cuotas, pero la Justicia le obligó a dar marcha atrás con esa medida.

El Gobierno de Scioli resolvió dividir el pago del aguinaldo después de que la Administración nacional enviara 1.000 de los 2.800 millones de pesos (219 de 612,6 millones de dólares) pedidos por la provincia para abonar salarios de junio y los sueldos complementarios a sus 550.000 trabajadores estatales.

Sectores de la oposición han denunciado en varias oportunidades que el Gobierno de Cristina Fernández gira mayor cantidad de fondos de coparticipación de impuestos a las provincias aliadas.

El distanciamiento político entre Scioli y Fernández comenzó a evidenciarse después de que el gobernador manifestara sus aspiraciones de competir en las elecciones de 2015 por la presidencia, en momentos que sectores del oficialismo analizan impulsar una nueva reelección de la mandataria, inhabilitada por la Constitución.

Scioli dijo este martes que el pago del aguinaldo se completará el próximo 15 de agosto, pero representantes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), la segunda mayor central sindical del país, exigieron que adelante la fecha, en medio de nuevas medidas de fuerza en rechazo al retraso en el pago.

Docentes, médicos y personal judicial y de la Administración pública ya realizaron la semana pasada huelgas y marchas por el mismo motivo.

La política fiscal argentina deja en manos del Estado nacional la recaudación de impuestos y la posterior devolución de una parte a las provincias, un sistema conocido como "coparticipación" que es periódicamente criticado por aquellos gobernadores más críticos con el Gobierno.