Los incendios forestales que afectan al archipiélago de las Canarias obligaron a evacuar 2.000 personas de la isla de Tenerife, uno de los destinos turísticos más importantes de España, informaron el miércoles los servicios de Emergencias.

Los evacuados eran residentes del municipio de Vilaflor, al sur del conocido parque nacional del volcán Teide, dijo Carmina Lorenzo, portavoz del servicio Emergencias 112 de Canarias, en la costa occidental africana.

Centenares de bomberos y decenas de medios aéreos, como hidroaviones y helicópteros, intentaban sofocar las llamas, que han arrasado unas 2.000 hectáreas de bosque en una zona escarpada y de difícil acceso en el interior de la isla, lejos de la zona costera en la que veranean miles de turistas europeos.

Los fuegos de Tenerife y el que afecta a la pequeña isla de La Palma se encuentran en fase de control, aunque no extinguidos completamente.