Argentina comprará más gas natural a Bolivia y no cuestionó los precios actuales, incluso anticipó la compra de combustibles que el país producirá más adelante para exportar, según dos acuerdos que firmaron el miércoles los presidentes Evo Morales y Cristina Fernández.

Uno de los convenios compromete a Enarsa de Argentina a comprar propano, butano y gas licuado de petróleo (GLP) a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a partir del segundo semestre de 2014.

Bolivia construye dos plantas para separar esos gases del gas natural que exporta a Brasil y Argentina y que se prevé estarán concluidas en 2014.

El segundo acuerdo se refiere a un contrato adicional "interrumpible" de compra y venta de gas natural sujeto a la disponibilidad del energético y la capacidad de transporte.

Se trata de un contrato "independiente" del firmado en 2006 con "volúmenes interrumpibles que no genera obligaciones a YPFB y tampoco compromete reservas", explicó el director de la estatal petrolera boliviana Jorge Sosa. "Vamos a aprovechar volúmenes que estén disponibles y que no tengan mercados asignados", acotó.

No se dieron a conocer detalles de ese contrato.

"Van a ser casi 6000 metros cúbicos diarios más entre 2012 y 2013. La Argentina va a ser demandante en forma creciente del gas boliviano", explicó por su parte el ministro argentino de Planificación, Julio De Vido.

Actualmente Bolivia suministra un promedio de 7,7 millones de metros cúbicos diarios a Argentina y los volúmenes deben alcanzar a 27,7 millones en 2017, según el contrato firmado en 2006.

El gobierno de Morales hace esfuerzos por aumentar la producción de gas en medio de escasas inversiones extranjeras para cumplir con Argentina y su principal socio es Repsol YPF, que ha prometido inversiones por 1.500 millones de dólares para ese fin.

El otro comprador es Brasil, con volúmenes mayores. La producción actual está al tope con el consumo pero la estatal prevé aumentar en los siguientes años.

Fue una "excelente jornada" con "acuerdos fructíferos para ambos países", declaró la mandataria argentina en su segundo día de visita a Bolivia y tras una reunión con Morales en un hotel de la ciudad de Cochabamba en el centro del país.

Los dos mandatarios se reunieron durante dos horas y después con los equipos bilaterales. De Vido dijo que no se tocó el precio del gas que paga Argentina como anticiparon autoridades de ese país.

"No se habló del tema del precio del gas, eso nunca estuvo en agenda", dijo De Vido. "Tenemos un acuerdo firmado y no vemos ninguna razón para que se modifique".

Argentina pagó en marzo pasado 10,62 dólares por cada millón de Btu (British thermal unit), Brasil pagó ese mismo mes 9 dólares por la misma cantidad con base en un contrato firmado en 1996, según la petrolera estatal.

Los precios se ajustan trimestralmente con base en cotizaciones del crudo a nivel internacional.