Siete soldados del ejército y dos infantes de Marina de Estados Unidos recibirán castigos administrativos pero no enfrentarán cargos penales por su participación en el escándalo de prostitución del Servicio Secreto en Colombia este año, según se enteró The Associated Press.

Funcionarios del gobierno dijeron el miércoles que un miembro de la fuerza aérea recibió una reprimenda y que están pendientes las decisiones finales sobre dos marines.

El Comando Sur condujo la investigación sobre la participación de militares en el incidente de abril, que avergonzó a la fuerza de elite de protección presidencial. Los miembros militares estaban apoyando al Servicio Secreto en preparativos para la visita del presidente Barack Obama a Colombia.

Los funcionarios hablaron con la condición del anonimato debido a que no se han difundido los resultados. Se anticipa que funcionarios militares informarán a miembros del Congreso sobre los resultados de la investigación.