El Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos está investigando la muerte de un lobo mexicano en el este de Arizona.

Un vocero de la agencia dijo que el 6 de julio fue encontrado el esqueleto de un lobo gris macho adulto de la manada Bluestem al oeste del Gran Lago en el Bosque Nacional Apache-Sitgreaves.

El miércoles no se tenían disponibles detalles sobre cómo murió el lobo. El esqueleto fue enviado a un laboratorio forense en Oregon para ser examinado.

Funcionarios de Pesca y Fauna señalaron que el lobo fue liberado en el 2006 en el Area de Recuperación de Lobos Blue Range de Arizona. Dijeron que es la tercera muerte documentada este año de un lobo mexicano en esa área de recuperación.

Existen al menos 58 de esos lobos en estado salvaje en Arizona y Nuevo México desde que el gobierno federal inició un esfuerzo de reintroducción en 1998.