El rey Juan Carlos llega hoy a la capital rusa en una visita de dos días en la que recibirá el Premio Estatal de Rusia por su papel en la transición española y buscará oportunidades de negocio e inversión para España, al frente de una nutrida delegación gubernamental-empresarial.

El monarca va acompañado de los ministros de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y de Industria, José Manuel Soria, así como del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, y el alto comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros.

El sector empresarial español está representado por una decena de altos ejecutivos de compañías líderes como OHL, FCC, Indra, Talgo, Iberdrola y Técnicas Reunidas, entre otras.

El programa de la visita del rey de España, cuya llegada a la capital rusa se espera para esta tarde, no contempla actividades públicas para el día de hoy, informaron a Efe fuentes diplomáticas españolas.

A primera hora de mañana, el rey Juan Carlos se reunirá con el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, promotor de un multimillonario y ambicioso programa de modernización de las infraestructuras de la capital rusa en el que podrían participar empresas españolas.

Después se reunirá con el expresidente y actual primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, en el palacete de Morózov, que en época soviética albergó durante casi medio siglo la ya desaparecida Casa de la Amistad con los Pueblos Extranjeros.

Desde allí, el monarca se desplazará al Kremlin, donde recibirá de manos del presidente ruso, Vladímir Putin, el Premio Estatal de Rusia por su "actividad humanista" y su papel en la transición española.

La distinción le fue conferida por Medvédev, entonces jefe de Estado ruso, el 23 de febrero de 2011, coincidiendo con el trigésimo aniversario del intento de golpe de Estado en España que protagonizó el coronel Tejero.

El rey "Juan Carlos es símbolo de reconciliación en un país desgarrado por la Guerra Civil. Su mérito ha sido convencer y explicar a todos que el pueblo es uno solo", afirmó en su momento el director del museo Hermitage, Mijaíl Piotrovski, vicepresidente del Consejo de Cultura y Arte adjunto a la Presidencia rusa.

El rey Juan Carlos decidió donar los 125.000 euros con los que está dotado el premio a la restauración del patrimonio histórico-cultural destruido por el terremoto de Lorca (este español) en mayo de 2011.

Inmediatamente después de la ceremonia solemne de la entrega del premio, el monarca español mantendrá conversaciones con el jefe del Kremlin.

La apretada agenda de la visita concluirá con un almuerzo de trabajo con empresarios rusos y españoles, presidido por el Rey y Putin.