lvaro Quirós asegura que para los españoles hay "grandes recuerdos" de Seve Ballesteros en Royal Lytham, sede desde mañana, jueves, del CXLI Open Británico.

El 'links' de la costa inglesa alumbró la primera y última de las tres Jarras de Clarete (1979, 84 y 88) que levantó el genio de Cantabria cuando el golf era un deporte minoritario y elitista en la península ibérica.

Ese joven pura sangre y pionero, Ballesteros, dio antes de llegar a las portadas de los diarios de medio mundo un golpe nefasto, en 1979, desde el 'tee' del hoyo 16, que llevó su bola a un aparcamiento, bajo los coches. De allí la sacó el pedreñero con pericia. El golpe le abrió el título y pasó a engrosar la mística, que ya no le abandonaría jamás.

"Pero me he llevado un disgusto, porque ese aparcamiento lo han puesto ahora fuera de límites, y nos han estropeado la historia", precisa Quirós al European Tour. El golfista andaluz es uno de los siete españoles que busca lo que solo Seve fue capaz de ganar pese a que el golf se ha ido popularizando en España, mientras que en todas las latitudes del orbe atrajo y atrae a millones de seguidores.

Pero el gaditano Quirós no fue el único que evocó la figura de Severiano, fallecido hace poco más de un año.

El inglés Luke Donald, y vigente líder mundial, dijo en conferencia de prensa que reproduce el Tour: "Usaba (Seve) su juego corto para salir de los problemas. Yo tengo grandes habilidades para meter la bola sin importar cómo estoy jugando, y eso es lo que hizo que Seve ganara el Abierto Británico en 1988".

Donald, junto a Lee Westwood, es una de las esperanzas locales en una de las mecas de esta pasión por el golf, el Open, el tercer Grande de la temporada que regresa por undécima vez en su historia al Royal Lytham.

En este campo han ganado el Open Británico mitos como Bobby Jones, Bobby Locke, Gary Player, el citado Ballesteros o un David Duval en un ocaso prematuro, el último campeón en Lytham, en 2001.

En 2012, y pese a la crisis que azota buena parte de Europa, el Open pone a disposición de los mejores golfistas del momento la posibilidad de ganar un buen pellizco millonario pero, por encima de todo, engrosar los libros de historia.

La realidad, sin embargo, es que tras el dominio que ejerció Tiger Woods y cuyo capítulo cerró con el Abierto estadounidense de 2008 -su decimocuarto título- , el Grand Slam se ha tornado en una serie de cuatro torneos que ha abierto sus puertas a ganadores neófitos y distintos cada vez. Tanto es así que los últimos 15 campeones de 'majors' fueron todos distintos.

Masters de Augusta, US Open, US PGA u Open Británico coinciden en que sus últimos quince ganadores fueron golfistas diferentes. Desde el US PGA ganado por el irlandés Padraig Harrington en agosto de 2008 nadie ha sido capaz de repetir.

La tendencia parece inquebrantable. Es más, de esos citados quince últimos triunfadores de los cuatro torneos de Grand Slam una docena se estrenaron. Solo Harrington, el argentino Ángel Cabrera y el estadounidense Phil Mickelson sabían ya lo que era conquistar un Grande en la serie desde finales de 2008.

Las apuestas siguen abiertas, aunque este año el dominio en las casas de apostantes británicas estén dominadas por Tiger, que parece revivir sus mejores momentos tras lograr a comienzos de mes su tercer título de la temporada en el circuito estadounidense.

Siete son los jugadores españoles que tomarán la salida en la edición número 141 del Open Británico: Rafael Cabrera-Bello, Alejandro Cañizares, Gonzalo Fernández-Castaño, Sergio García, Miguel Ángel Jiménez, Pablo Larrazábal y Álvaro Quirós.

El aliciente extra será ver a García en el mismo partido que Tiger Woods y el inglés Justin Rose, un comienzo interesante para comprobar el estado de juego del mejor español en el ránking mundial.

HASH(0x9f02878)

Antonio Tomás