La delegación del Europarlamento concluyó hoy su visita informativa a Paraguay con un llamamiento "a que todas las partes colaboren" para que el periodo de transición hasta las elecciones de abril de 2013 "se desarrolle en un marco de paz social".

En un comunicado que leyó ante la prensa el jefe de la delegación, el español Luis Yáñez-Barnuevo, el Parlamento Europeo hizo ese llamamiento teniendo en cuenta la interrupción del mandato del presidente Fernando Lugo en un juicio "expedito" y la importancia que la UE da a la cooperación con Paraguay.

El PE mostró su complacencia con la "voluntad" de las nuevas autoridades de Paraguay de invitar a la Unión Europea a enviar observadores para los comicios que, como observó Yáñez-Barnuevo, se despliegan habitualmente "varios meses antes" y podrán hacer un trabajo que es "especialmente necesario" dadas las circunstancias de Paraguay.

"La delegación confía en que se puedan normalizar las relaciones de Paraguay con los países de su entorno", según destaca también el comunicado, en alusión al aislamiento del país tras la decisión de sus socios del Mercosur y la Unasur de suspenderlo temporalmente de ambos bloques.