El miembro alemán del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Jörg Asmussen, ha advertido de los efectos muy negativos que podría tener para el euro el rechazo del Tribunal Constitucional alemán del fondo de rescate permanente MEDE.

En una entrevista con la revista "Stern", Asmussen dijo que en ese caso "faltaría un instrumento muy importante para superar la crisis".

Asmussen no quiso dar un consejo a los jueces independientes, pero dijo que en caso de que se produzca una sentencia negativa, "el MEDE fracasaría en la forma actual".

El miembro del comité ejecutivo del BCE defendió la unidad de la Unión Europea (UE).

"Existe una sensación de separación Norte-Sur como nunca he vivido en los últimos 10 o 15 años. Tenemos que salir de ello rápidamente", dijo Asmussen.

Además, exigió al Gobierno alemán aplicar más reformas.

"Estaría bien si no se tiene la impresión de que Alemania sólo exige que los otros se reformen. Esto también es válido para uno mismo", dijo.

En este sentido mencionó la necesidad de modernizar el sistema fiscal e integrar más a los emigrantes en el mercado laboral.