La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, advirtió hoy en Panamá sobre la necesidad de establecer "regulaciones mínimas" para proteger a los niños en Internet, que alabó como una herramienta que ofrece una "inmensa oportunidad" para reducir la desigualdad en América Latina.

En una entrevista con Efe, Chinchilla destacó que su Gobierno impulsa "una legislación que permita levantar barreras cuando precisamente hay quienes quieren abusar de los niños a través de las tecnologías digitales".

La mandataria firmó la semana pasada una Ley de Delitos Informáticos que, entre otros, castiga la suplantación de identidad en la red con penas de entre 3 y 8 años de prisión.

El Gobierno costarricense también promueve "una alianza público-privada y con organizaciones no gubernamentales a cargo de la niñez, en procura de avanzar un conjunto de medidas que tiene que ver con la prevención, la educación y capacitación" para el uso de la tecnología a favor del desarrollo, explicó la presidenta.

Chinchilla visitó este miércoles la capital panameña para participar como oradora principal en la instalación de la Cumbre Conectar las Américas, en la que disertó sobre la protección de la infancia en la web.

"Traemos un mensaje sobre la inmensa oportunidad que representa la internet para reducir las brechas cognitivas y en consecuencia las brechas sociales (...) pero a la vez también advertir sobre la necesidad de establecer regulaciones, eso sí, mínimas, y estrictamente ligadas a lo que es la protección de los niños en el acceso a la Internet", dijo Chinchilla a Efe.

La presidenta costarricense y su colega panameño, Ricardo Martinelli, instalaron este miércoles la llamada Cumbre Conectar las Américas, organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) con el apoyo de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL), un organismo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Chinchilla es la "madrina" de la UIT para la protección de la infancia en la web, una distinción que calificó como un "honor".

El encuentro regional, que concluye mañana, reúne a ministros y otros representantes gubernamentales, del sector privado y de bancos de desarrollo, con el objetivo de movilizar recursos humanos, financieros y técnicos "para poner fin a las disparidades" en el acceso y desarrollo de las tecnologías de la comunicación e información en las Américas.

La idea es avanzar en la concreción de alianzas estratégicas que permitan implementar decenas de proyectos, ya estructurados, para potenciar la "conectividad" en la región, entendida como un paso esencial para alcanzar los objetivos de desarrollo del Milenio marcados para 2015, de acuerdo con los organizadores.