El presidente venezolano, Hugo Chávez, reveló hoy que ha expresado al Gobierno de su colega ruso, Vladimir Putin, su interés en adquirir próximamente una flota de cazas Sukhoi Su-35.

"He enviado el mensaje al Gobierno ruso de que estamos interesados en evaluar la posibilidad de adquirir en los próximos años una flota de Sukhoi 35, para seguir modernizando y fortaleciendo el poderío militar defensivo" de la Fuerza Armada (FANB), manifestó Chávez en una alocución en cadena obligatoria de radio y televisión.

Venezuela es uno de los principales compradores latinoamericanos de armamento producido en Rusia, con casi 11.000 millones de dólares de adquisiciones en el último lustro según Rosoboronexport, la corporación estatal rusa para la exportación de armamento.

"La seguridad, la defensa y el desarrollo del país deben ser una de nuestras preocupaciones fundamentales para garantizar nuestra recuperada independencia", lo que requiere de una fuerza defensiva, dijo, bien asegurada para continuar logrando "la patria nueva".

Chávez anunció a finales de junio pasado que Moscú le había concedido un nuevo crédito por 4.000 millones de dólares que servirán, subrayó, para la adquisición de tanques T-72, similares a otros que llegaron al país el año pasado, asimismo gracias a otro crédito ruso.

La FANB también recibió de Rusia el año pasado morteros transportables, misiles antiaéreo ZU-23 y tanques BTR 80, todo lo cual Chávez describió entonces y ahora como el "mejor armamento del mundo".

El Sukhoi SU-35, presentado por primera vez en 2007, es un avión con tecnología de quinta generación con prestaciones que le permiten una operatividad de 6.000 horas o 30 años de operaciones, según la compañía aeronáutica rusa.