Las autoridades de Camboya permitieron hoy salir del país al arquitecto francés Patrick Devillers, que estaba detenido por supuesta vinculación al asesinato que acarreó el final de carrera política de exdirigente comunista chino Bo Xilai, informa hoy la prensa local.

Devillers fue puesto en libertad anoche a petición de China, que el pasado junio solicitó a Camboya que se le detuviera en calidad de sospechoso, según indicó el canal de televisión New Asia

Tras la detención de Devillers, el 13 de junio, el ministro camboyano de Asuntos Exteriores, Hor Namhong, aseguró que el arquitecto francés no sería deportado a China, país al que, aparentemente, viajó hoy.

El ministro apuntó entonces que la información que Camboya tenía sobre la supuesta implicación de Devillers en el asesinato del ciudadano británico Neil Heywood en China el pasado noviembre, era insuficiente para responder afirmativamente a una petición formal de extradición.

Devillers compartía, aparentemente, intereses económicos con Heywood, Bo y la esposa de este último, Gu Kailai.

Bo, exjefe del Partido Comunista chino en la municipalidad de Chongqing (centro), fue destituido y suspendido del Politburó y del Comité Central del partido comunista en abril pasado por "supuestas irregularidades".

Al mismo tiempo, su esposa, Gu fue detenida como sospechosa del asesinato de Heywood, aunque el régimen chino no ha vinculado la destitución con el arresto de la mujer.

El conflicto político comenzó cuando el vicealcalde de Chongqing y mano derecha de Bo, Wang Lijun, pidió asilo el pasado febrero en el consulado de EE.UU. en la localidad de Chengdu (próxima a Chongqing) para denunciar, supuestamente, la mala praxis de Bo.

Bo aspiraba a convertirse en uno de los nueve miembros del Comité Permanente del Buró Político del Gobierno chino en el relevo de poderes del próximo otoño.