El presidente de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed), Ben Bernanke, dijo hoy en su segundo día de testimonio en el Congreso que la eurozona no está próxima a tener una solución a largo plazo para garantizar la estabilidad.

"No creo que (los líderes de la zona euro) estén próximos a tener una solución a largo plazo que resuelva los problemas y hasta que encuentren esas soluciones a largo plazo vamos a seguir viendo períodos de volatilidad financiera", indicó Bernanke en su audiencia ante los miembros del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

En su segundo y último día de testimonio ante el Congreso, Bernanke volvió a repetir que persiste la incertidumbre sobre la estabilidad del euro, pese a los acuerdos para recapitalizar la banca de manera directa y avanzar en la unión bancaria y fiscal.

Bernanke repasó con los congresistas los problemas a los que se enfrenta la economía mundial y la estadounidense, desde la crisis europea hasta el peligro de que no se alcance un acuerdo sobre la reducción del déficit en Estados Unidos.

El presidente de la Reserva Federal recordó que el acuerdo sobre cómo conseguir la sostenibilidad presupuestaria en Estados Unidos está en mano de los legisladores.

También dijo que el alto desempleo del país (8,2 por ciento) pesa sobre el presupuesto y eleva el riesgo de que trabajadores pierdan sus cualificaciones o queden fuera del mercado laboral.

"Estamos comprometidos en asegurar, o al menos hacer todo lo posible, que se hacen progresos en lo referente al desempleo", aseguró Bernanke en respuesta a una pregunta de los congresistas.