El goleador Teófilo Gutiérrez, como el hijo pródigo, regresó a su casa futbolística, el Atlético Junior, tras pasar épocas turbulentas en el Trabzonspor turco y los argentinos Racing y Lanús, anunció hoy José 'Cheché' Hernández, entrenador del equipo colombiano con sede en Barranquilla.

"Estoy feliz, la llegada de 'Teo' al Junior. Es un sueño hecho realidad. Fuimos pacientes y vamos a contar con un jugador que nos va a aportar muchísimo", afirmó Hernández a la prensa local en alusión al próximo torneo colombiano.

En su primera experiencia internacional, Gutiérrez acusó falta de adaptación a Turquía, Liga en la que marcó ocho goles en veintitrés partidos y pese a lo cual fue considerado el Jugador Más Valioso de la Súper Copa turca.

Su agente negoció en 2011 su traspaso al Racing argentino en donde tuvo un buen comienzo y destacó como goleador bajo el mando de Miguel Ángel Russo.

Pero tras la llegada al banco de la Academia de Diego Simeone, y pese a que el actual técnico del Atlético de Madrid elogió las cualidades futbolísticas del colombiano, surgieron los conflictos, el último de ellos una gresca con el guardameta Sebastián Saja. La prensa argentina conjeturó alrededor de ese incidente que Gutiérrez esgrimió un arma de juguete.

El Lanús lo fichó para dos partidos de los octavos de final de la Copa Libertadores, marcó un gol en el segundo partido y se ganó el aprecio de la hinchada pero poco después todo se deshizo al abandonar sin permiso la concentración para viajar a Barranquilla.

Gutiérrez y el gerente deportivo del Atlético Junior, Héctor Fabio Báez, viajaron a territorio argentino para negociar con los directivos de Racing la rescisión del vínculo.

El presidente del Atlético Junior, Antonio Char, declaró hoy que el proyecto de su institución es que Gutiérrez firme un contrato por tres años tan pronto llegue la transferencia del Racing.