La organización Survival ha pedido hoy a los turistas que visitan el Santuario histórico de Machu Pichu que se impliquen en una nueva campaña por la red para proteger los derechos de los indígenas ante los peligros que afrontan sus tierras por la expansión en la Amazonía de proyectos gasísticos.

En un comunicado emitido hoy en Londres, el grupo defensor de las poblaciones indígenas señaló que pese a que alrededor de un millón de turistas acude anualmente al santuario, muy pocos son conscientes de los riesgos que corren las tribus que viven a tan solo cien kilómetros de distancia de la ciudad incaica.

Ello se debe a la planeada expansión hacia la Amazonía de Perú de un proyecto de gas, conocido como Camisea, que, según Survival, amenaza a varias de las tribus aisladas.

Por ello, Survival ha pedido a los turistas que visitan el sitio arqueológico que presten atención a una campaña online puesta en marcha para proteger los derechos de los indígenas.

Los anuncios de esa nueva campaña, que aparecen en enlaces patrocinados al realizar búsquedas de Google relacionadas con Machu Picchu, instan a esos visitantes a "adoptar medidas" con relación al impacto que tendrá la exploración gasística en esas comunidades.

Survival teme que de continuar adelante los proyectos gasísticos en esas áreas, se podrían destruir partes de Machu Pichu, uno de los lugares biológicamente más diversos del planeta.

El turismo que acude cada año al lugar, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y declarado oficialmente una de las siete maravillas del mundo, supone una fuente principal de ingresos del país.

El mayor proyecto energético en Perú, conocido como campos de gas de Camisea, propiedad de un consorcio de compañías gasísticas como Pluspetrol, Hunt Oil y Repsol, opera en esas reservas y ha obtenido luz verde para expandirse más hacia las tierras de los indígenas.

"Los turistas que visitan Machu Picchu, que se han interesado en la historia y cultura de Perú, deberían prestar atención de esos anuncios y adoptar medidas", indicó el director de Survival International, Stephen Corry.

Ese responsable opinó que "las tierras de las tribus aisladas deben protegerse, o también serán absorbidas, como ocurrió con los Incas en el siglo XVII".