El ciclista luxemburgués Frank Schleck negó el miércoles haber tomado alguna sustancia prohibida a pesar de dar positivo por un diurético en el Tour de Francia, y sugirió que podrían haberlo envenenado.

El líder del equipo RadioShack Nissan Trek dijo que "rechaza formalmente" haber tomado alguna sustancia prohibida, y pidió que se estudiara su contramuestra.

"Si este análisis confirma el primer resultado, se presentará una denuncia contra una persona no especificada por envenenamiento", dijo el ciclista en un comunicado.

Un portavoz de RadioShack confirmó la autenticidad del comunicado a The Associated Press. El equipo retiró a Schleck del Tour el martes después de que se conoció que había dado positivo, y dijo que sería suspendido si la contramuestra también es positiva.

Frank es el hermano mayor de Andy Schleck, el campeón del Tour de 2010 que no participó este año debido a una lesión de columna. Frank fue tercero en la prueba del año pasado.

"Tenemos fe en Frank, pero no lo podemos explicar", dijo el portavoz de RadioShack Philippe Maertens.

El organismo rector, la Unión Ciclística Internacional, dijo que Schleck dio positivo por el diurético prohibido Xipamide el sábado, en un episodio que recordó que las acusaciones de dopaje siguen empañando la imagen del ciclismo.

El diurético está clasificado como una sustancia especificada y no requiere de una suspensión provisional. La Agencia Mundial Antidopaje define las "sustancias especificadas" como el Xipamide como aquellas que son "más susceptibles a una explicación creíble ajena al dopaje".

La suspensiones por tales sustancias son a menudo más cortas, y los atletas tienen una mejor oportunidad de demostrar que no tenían la intención de consumirlas o mejorar su rendimiento.

El ciclista estadounidense Chris Horner defendió a su compañero de equipo, y aseguró que estaba convencido de la inocencia de Schleck.

"No creo que lo tomó a propósito, por lo que pienso que estará de regreso con el equipo tan pronto como pueda aclarar esto", aseguró.

El director deportivo de RadioShack, Alain Gallopin, dijo que el retiro de Schleck permitirá que el resto del equipo se concentre en la carrera y llegue a París, donde termina el Tour el domingo.

"Frank necesita tiempo para organizar su defensa", dijo Gallopin antes del inicio de la 16ta etapa entre Pau y Bagneres-de-Luchon.