La era Tito Vilanova en el Barça ha arrancado hoy con la primera sesión de entrenamiento en la ciudad deportiva, que ha contado con el regreso al trabajo de los lesionados David Villa, Andreu Fontàs y Daniel Alves, que se han unido al resto de sus compañeros, capitaneados por Leo Messi.

Tras las pruebas médicas realizadas ayer por la mañana, el equipo azulgrana ha realizado el primero de los dos entrenamientos que llevarán a cabo en la jornada de hoy, y que se completará con una segunda sesión a las 19.00 horas.

La presencia del delantero Villa y los defensas Fontàs y Alves, en la recta final de la recuperación de sus respectivas lesiones, ha sido la principal novedad de una sesión que ha arrancado a las 09.00 horas y en la que veinte jugadores han estado bajo la atenta mirada del nuevo técnico, Tito Vilanova, sustituto de Pep Guardiola.

Los primeros en llegar al campo número dos de la ciudad deportiva han sido los ocho jugadores del filial que se entrenarán estos días con el primer equipo, ya que Tito sólo dispone de catorce efectivos.

El meta Oier, Sergi Gómez, Planas, Sergi Roberto, Ilie , Rafinha, Kiko Femenía y Lobato ya esperaban diez minutos antes sobre el césped, hasta que el técnico ha hecho acto de presencia pasados cinco minutos de las nueve, seguido de Alves, Villa Alexis, Pinto, Mascherano, Afellay, Adriano, Fontàs, Bartra, Dos Santos, Muniesa y Lionel Messi, que ha salido el último del vestuario.

Tras saludar a cada uno de los jóvenes canteranos, Vilanova ha dirigido las primeras palabras a sus nuevos discípulos, entre los que no se encontraban Isaac Cuenca y Thiago Alcántara, ambos trabajando en el gimnasio para dejar atrás sus lesiones.

Tras un suave calentamiento inicial, el balón ha sido el principal protagonista de los primeros minutos de la temporada 2012-13, con los tradicionales rondos marca de la casa.

El más activo, el formado por Messi, Mascherano, Afellay, Adriano, Pinto, Alexis, Alves, Fontàs, Lobato e Ilie, en el que no han faltado las bromas, como cuando Pinto recriminaba a un motivado Alves que no llegara a tiempo a cortar los pases de sus compañeros.

Precisamente tras el entreno, el brasileño ha celebrado en su cuenta de Twitter el haber podido completar del todo el entrenamiento, de una hora y media, tras haberse fracturado la clavícula a final de la pasada temporada.

También ha dejado buenas sensaciones Villa, aunque en su caso sólo ha realizado una parte de la sesión. El asturiano, ausente desde diciembre tras fracturarse la tibia, ha sido el único de la plantilla que ha lucido calcetines largos, hasta la rodilla.

El asturiano ha formado parte del otro rondo, junto a Bartra, Dos Santos, Muniesa y los jugadores del filial Oier, Sergi Gómez, Planas, Sergi Roberto, Rafinha y Kiko Femenía.

Unos canteranos que ayudarán a paliar la falta de efectivos de Tito Vilanova, que hasta el día 23 de julio no podrá contar con Carles Puyol, y hasta el día 30 con los internacionales españoles campeones de la Eurocopa (Valdés, Piqué, Busquets, Cesc, Xavi, Iniesta y Pedro), mientras que los olímpicos Jordi Alba, Tello y Montoya se incorporarán tras los Juegos de Londres.