Más de un centenar de insurgentes entregaron sus armas en la provincia afgana de Badghis, bajo responsabilidad de las tropas españolas de ISAF, en el marco del Programa para la Paz y la Reintegración, según informó hoy el ministerio español de Defensa.

Esta actuación se enmarca en el Programa para la Paz y la Reintegración (PRR) impulsado por el Gobierno afgano, al que España asesora y apoya, y que pretende incentivar el abandono de las armas por parte de los insurgentes.

La provincia de Badghis cuenta con el mayor número de insurgentes reintegrados, ya que en la actualidad más de 2.500 se han acogido a este plan.