Los Knicks de Nueva York tienen todo listo para dar a conocer de manera oficial que no aceptarán la oferta que el base Jeremy Lin firmó con los Rockets de Houston por tres años y algo más de 25 millones de dólares, según varias fuentes periodísticas locales.

Aunque los Knicks tienen todavía hasta las 23:59 hora del Este de hoy, martes, para anunciar su decisión oficial, el New York Times ya ha informado de la decisión que tiene tomada el equipo neoyorquino.

La cadena de televisión ESPN ya había dado a conocer con anterioridad la posición negativa de los Knicks de quedarse con Lin por el precio que le ofrecían los Rockets y, de hecho, el pasado fin de semana consiguieron al base Raymond Felton, en traspaso con los Trail Blazers de Portland, para que ocupase su puesto.

Según el New York Times, los Knicks esperarán hasta las horas de la noche para dar a conocer la información oficial, pero las discusiones sobre la continuidad o no de Lin con el equipo habían concluido.

Varias fuentes periodísticas en Houston han informado que los Rockets y el agente del jugador tampoco han recibido la notificación oficial por parte de los Knicks que no se quedan con la oferta que ellos le hicieron a Lin y que firmó el jugador de origen taiwanés, que ya estuvo el pasado diciembre con su organización.

De hecho, la información ofrecida por el New York Times también señala que la decisión negativa de los ejecutivos del equipo sobre la continuidad de Lin podría ser revocada, si el dueño de los Knicks, James Dolan, decide lo contrario.

Algo que entra dentro de los posible, de ahí que el desenlace final del futuro de Lin es impredecible hasta que no se conozca el comunicado oficial de la franquicia neoyorquina.

Los Rockets ya tuvieron a Lin en su plantilla el pasado diciembre y le dieron de baja al estar con contrato los bases Kyle Lowry y Goran Dragic.

Los Knicks firmaron a Lin por un contrato de 778.000 dólares y en principio lo mandaron a la liga de formación de la NBA para luego llamarlo al primer equipo tras las lesiones que se dieron en la primera plantilla.

Lin, de 23 años, que a partir del pasado febrero se convirtió en un fenómeno internacional al ser el primer jugador de origen taiwanés nacido en Estados Unidos que triunfaba en la NBA, si al final llega a Houston ocupará el puesto de figura de origen asiático que dejó vacante el pívot chino Yao Ming.

Si logran a Lin, los Rockets no solo consiguen a un jugador mediático y de gran ayuda para mantener su presencia en el mercado chino y asiático sino que, además, también incorporan a la plantilla al base titular que ocupe el puesto dejado vacante por Lowry, traspasado a los Raptors de Toronto, y el del esloveno Goran Dragic, que firmó como agente libre con los Suns de Phoenix.

Lin logró la pasada temporada promedios de 19,6 puntos y 8,3 asistencias, superiores a los conseguidos por Lowry (16 y 7,4) y Dragic (15,9 y 7,2), respectivamente.