Resultados finales de las elecciones en Libia mostraron el martes que una alianza liberal y secular está en primer lugar tras la primera votación libre del país en décadas.

Es un inusual revés para los islamistas — que ganaron elecciones en Egipto y Túnez — dentro de la revolución que sacude al mundo árabe, aunque todavía tienen oportunidad de compartir el gobierno.

La comisión electoral indicó que la Alianza de Fuerzas Nacionales del ex primer ministro interino Mahmud Yibril ganó 39 escaños en el Parlamento, mientras que el partido Justicia y Construcción de la Hermandad Musulmana quedó en segundo lugar con 17 lugares entre aquellos disponibles para los partidos.

El balance de poder yace en los 120 lugares que quedan para los candidatos independientes, cuyas afiliaciones no son claras.

La comisión electoral indicó el martes que 62% de los electores registrados participó el 17 de julio en la primera elección después de que concluyeran los 42 años de régimen de Gadafi el año pasado con una guerra civil.