El gobierno de Irak instó el martes a todos sus ciudadanos que viven en Siria a regresar inmediatamente para escapar de la guerra civil.

El vocero del gobierno Alí al-Dabbagh dijo que Irak instó al régimen del presidente sirio Bashar Assad y las fuerzas de oposición a respetar la neutralidad de los iraquíes.

"Ellos no forman parte del conflicto en Siria", explicó al-Dabbagh en una declaración. Citó "un aumento en muertes y agresiones a iraquíes que residen en Siria".

Naciones Unidas calcula que hay un millón de refugiados iraquíes en Siria y 3.000 más que buscaron asilo hasta enero, las cifras más actuales disponibles.

El gobierno iraquí ayudará a los iraquíes que regresen de Siria, agregó el vocero, aunque no detalló cómo lo hará.