Las negociaciones entre Hungría y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un préstamo de hasta 15.000 millones de euros para sanear la economía del país comenzaron hoy en Budapest, informaron a Efe fuentes oficiales.

Las deliberaciones pudieron comenzar tras superar los obstáculos entre Budapest y Bruselas, que las había bloqueado por una polémica ley que, según la Comisión Europea (CE), limita la independencia del Banco Central húngaro (MNB).

Después de que el Gobierno del conservador Viktor Orbán modificara esa ley se despejó el camino para iniciar hoy las negociaciones en Budapest con el FMI, a las que se espera que se una mañana una delegación de la Unión Europea (UE).

Mihály Varga, ministro sin cartera que dirige por parte húngara las conversaciones, ha adelantado que Hungría necesita un préstamo de 15.000 millones de euros y que espera un acuerdo al respecto para este otoño.

Se prevé que las delegaciones del FMI y la UE permanezcan en Hungría hasta finales de esta semana. La oficina del ministro dijo a Efe que informará a la prensa sobre el fin de la misión.

El 6 de julio, la CE pidió a Hungría que se muestre abierta a un "verdadero diálogo" sobre la política a seguir para recibir el préstamo, que el país necesita urgentemente para sanear su delicada situación financiera.