El banco de inversiones estadounidense Goldman Sachs anunció hoy que en el segundo trimestre del año tuvo una ganancia neta de 927 millones de dólares, el 12 % menos que de abril a junio de 2011, lo que atribuyó al empeoramiento de las condiciones de los mercados y a la inestabilidad europea.

Con esos resultados trimestrales, el periodo al que más atención prestan los inversores estadounidenses, la ganancia neta por acción fue de 1,78 dólares por título entre abril y junio, el 4 % menos que los 1,84 dólares del mismo trimestre de 2011 cuando se anotó 1.052 millones de dólares.

La ganancia neta semestral del banco de inversiones fue de 3.071 millones de dólares, el 20 % menos que los 3.822 millones que tuvo de enero a junio del pasado ejercicio.

En cuanto a sus ingresos, en el trimestre fueron de 6.627 millones de dólares, el 9 % menos que en la misma fecha de 2011, y los semestrales fueron de 16.576 millones de dólares, el 14 % menos que de enero a junio del pasado año.

Su presidente y consejero delegado, Lloyd Blankfein, señaló que "en el segundo trimestre las condiciones del mercado se deterioraron y el nivel de actividad empresarial y de los inversores bajó ante la persistencia de la inestabilidad europea y las inquietudes sobre el crecimiento mundial".

El banco estadounidense indicó también en su comunicado que las emisiones de acciones bajaron el 37 % en medio de la atonía de los mercados, aunque subrayó que la facturación de su unidad de gestión de inversiones aumentó el 7 %.

En las operaciones electrónicas previas a la apertura de la bolsa de Nueva York, las acciones de Goldman Sachs progresaban el 2,53 % hasta 100,15 dólares cada una, mientras que en lo que va de año se han revalorizado el 8,02 % y han perdido el 24,95 % en los últimos doce meses.