El meteoro Fabio dejó de ser huracán y el martes avanzaba como tormenta tropical frente a la costa mexicana del Pacífico, mientras continúa perdiendo fuerza.

Sus vientos máximos el martes por la madrugada habían disminuido a casi 85 kilómetros por hora (50 millas por hora), mientras avanza hacia el norte, frente a la costa de California.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que las olas fuertes provocadas por Fabio se están trasladando ahora hacia el norte sobre el litoral occidental de la península mexicana de Baja California, con la posibilidad de que lleguen a la costa sur de California.

El oleaje podría generar corrientes de resaca y situaciones de peligro para los practicantes del surf.

El vórtice de Fabio se encontraba a unos 1.085 kilómetros (675 millas) al oeste del extremo sur de Baja California y avanzaba hacia el norte a una velocidad de 15 kph (nueve mph).