El Pentágono lamentó hoy la muerte de un pescador indio en aguas del Golfo Pérsico por los disparos que hizo un buque militar estadounidense, cuando una pequeña embarcación de motor se aproximó en exceso al barco de la Marina.

"Lamentamos la pérdida de vidas en este incidente", dijo el secretario de prensa del Pentágono, George Little, en una rueda de prensa en la que señaló que el USNS Rappahannock disparó "en respuesta a un riesgo potencial que suponía este barco".

Los disparos tuvieron lugar ayer cerca de Jebel Ali, un puerto situado al sureste de Dubái, en el Golfo Pérsico, cuando una pequeña embarcación de motor se aproximó en exceso a un buque de suministro, que abrió fuego.

Los marineros estadounidenses realizaron las advertencias que marca el protocolo para que la embarcación se alejara "según lo que sabemos", señaló el portavoz, que subrayó que el incidente está siendo investigado.

La Marina informó que un equipo de seguridad del buque USNS Rappahannock disparó con una ametralladora de calibre .50 después de que el bote hiciera caso omiso de los avisos para desviar el rumbo y se aproximara al navío.

Little señaló que la Marina tiene sus procedimientos ante potenciales amenazas, en particular después del atentado contra el portaaviones USS Cole en Yemen en octubre de 2000, que causó 17 muertos.

El fallecido ha sido identificado como Sekar, procedente del pueblo de Periyapattinam, situado en la sureña región india de Tamil Nadu, donde existen comunidades de pescadores que trabajan para compañías de Dubái a cambio de un jornal.

En un comunicado, la embajada de Estados Unidos en la India expresó sus "condolencias a las familias de la tripulación del pequeño navío" y anunció la apertura de una investigación interna para averiguar con más exactitud lo sucedido.