El Gobierno griego ultimará hoy su plan de recortes del gasto público por valor de 11.600 millones euros para los años 2013 y 2014 con el fin de cumplir con los términos del segundo plan de rescate internacional de 130.000 millones de euros.

Según la agencia de noticias AMNA, el primer ministro, el conservador Andonis Samarás, se reunirá hoy a las 11.00 GMT con el ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras.

Horas más tarde altos cargos del Ministerio de Finanzas concluirán el plan de austeridad.

Para mañana, miércoles, está prevista una reunión de Samarás con los líderes del partido socialista Pasok, Evángelos Venizelos, y de la izquierda moderada Dimar, Fotis Kuvelis.

Juntos deberán aprobar el plan que el 24 de julio será sometido a examen de la llamada troika internacional, compuesta por el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según AMNA, el Ministerio más afectado por los recortes será el de Trabajo, que deberá ahorrar unos 4.000 millones de euros en los dos próximos años.

De éstos, 1.500 millones de euros corresponden a recortes en las pensiones y otros 2.000 millones de euros, de todas las ayudas sociales.

Del presupuesto del Ministerio de Interior se eliminan 600 millones euros en ayudas estatales a los municipios, el de Defensa deberá disminuir su presupuesto para compras de armas en 679 millones euros en dos años y el de Salud recortará 600 millones de euros.