El nuevo gobernador del Banco de España, Luis María Linde, afirmó hoy que si alguna entidad "no tiene el pulso suficiente para asegurar su futuro, habrá de encarar un proceso de resolución o liquidación ordenada".

No obstante, el responsable del organismo supervisor señaló que "una parte relevante del sistema financiero español está en disposición, sin recibir ayudas públicas, de mantener toda su actividad".

Linde hizo estas afirmaciones en su primera intervención en el Congreso de los Diputados (cámara baja del parlamento) tras ser nombrado al frente del Banco de España el pasado mes de junio.

Según el nuevo responsable, la valoración más exhaustiva que se está realizando a la banca española y que se conocerá previsiblemente en septiembre, demostrará que hay un primer grupo de bancos que cumplirá sin recapitalizarse.

Otro segundo grupo, en el que se encuentran las entidades intervenidas por el estado -BFA-Bankia, Catalunya Bank, NCG Banco y Banco de Valencia-, será el que concentre las mayores necesidades.

En un tercer grupo, se incluirán aquellas entidades en las que, sin llegar a los niveles de capital requeridos, planteen en sus planes de recapitalización medidas adecuadas para conseguir capital privado en un tiempo moderado.

Respecto a la ayuda europea que recibirá España para sanear el sector, recordó que los bancos que obtengan crédito deberán acometer un proceso de reestructuración, que se traducirá en ajustes de tamaño, eliminación de los segmentos de negocio no rentables, reequilibrio de las estructuras financieras, mejoras en la gobernanza y racionalización de las redes.

En el caso de que alguna entidad no sea viable, se procederá a su resolución ordenada, señaló.

El nuevo gobernador del Banco de España destacó que a pesar de la petición de ayuda, el sistema bancario español es "fundamentalmente sano".

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró por su parte hoy que no hay ninguna posibilidad de que se vaya a liquidar una entidad financiera en España, poco después de que Linde no descartara la de los bancos sin "pulso suficiente".

"No hay posibilidad en absoluto" de que alguna entidad financiera española vaya a entrar en un proceso de liquidación, dijo el ministro en la Bolsa de Madrid, poco antes de participar en la presentación de un libro.

Luis María Linde fue nombrado gobernador del Banco de España el pasado mes de junio en sustitución de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, criticado en su última etapa por la manera como gestionó la crisis financiera y el saneamiento de la banca española.

Linde dijo hoy, en su intervención en el Congreso, que en la crisis financiera "se actuó con poca decisión o de modo insuficiente o inadecuado".

También señaló que "casi nadie previó la doble recesión, algo que afectó, sin duda, a la calidad de los test de solvencia que el Banco de España llevó a cabo en 2010 y 2011".