¿Quiere hacerse una idea de quién es Katie Holmes como actriz, y no como la estrella de los tabloides? Vea "Pieces of April", una joya del 2003 en la que interpreta a una neoyorquina con cola de caballo y tatuajes que intenta desesperadamente demostrarle a su familia suburbana que se las arregla bien con una cena improvisada el Día de Acción de Gracias.

En ese entonces Holmes salía de "Dawson's Creek", la exitosa serie televisiva sobre un grupo de adolescentes en una ciudad costera ficticia de Nueva Inglaterra. Pero Holmes ya había amasado una filmografía digna de envidia, con títulos que incluyen "The Ice Storm", "Go" y "Wonder Boys".

El presupuesto para "Pieces of April" comenzó en 6 millones de dólares pero se redujo a apenas 300.000 y se rodó en 16 días. El guionista y director Peter Hedges recuerda que filmaron en edificios "en ruinas" con la pintura desconchándose de las paredes del improvisado camerino de Holmes.

"Uno aprende mucho sobre el carácter de una persona cuando trabaja bajo esas condiciones", dijo Hedges. "Lo que siempre digo de Katie es que es una niña buena, bien educada y sabe lo que es viajar en clase turista".

Pero por alguna razón, la carrera promisoria de Holmes se descarriló. Conoció a Tom Cruise, tuvo una hija, se casó y pasó tres años fuera de la pantalla. Tras aparecer en "Batman Begins" ("Batman inicia") en el 2005 se retiró de "The Dark Knight" ("El Caballero de la Noche"), dejando que Maggie Gyllenhaal tomara su lugar en lo que llegó a ser una de las películas más exitosas de la década. Desde entonces, su trabajo ha sido esporádico y no siempre sustancial.

Ahora que se está divorciando de Cruise, y que su hija de 6 años, Suri, está en edad escolar, han surgido grandes expectativas de que pueda convertirse en la actriz que muchos pensaron llegaría a ser. Con sólo 33 años, está emergiendo de la histeria pública en torno a su relación con Cruise con el camino abierto y posiblemente una ambición renovada.

"Me emociona ver lo que hará ahora", dice Hedges. "Va a sorprender a mucha gente, porque es realmente talentosa... De verdad me gustaría que la gente se abra y le dé la oportunidad de sorprendernos".

Luego que Holmes comenzó a salir con Cruise, se tomó un hiato de tres años que terminó con la cinta mediocremente recibida "Mad Money". A esa le siguió el drama nupcial "The Romantics" y pequeños papeles en las comedias "The Extra Man" y "Jack and Jill" con Adam Sandler, así como los thrillers "Don't Be Afraid of the Dark" y "The Son of No One".

Holmes se dedicó más bien al teatro. En el 2008 protagonizó en Broadway una reposición de "All My Sons" ("Todos mis hijos") de Arthur Miller, recibiendo críticas positivas por un papel franco para el que aprovechó su personalidad de chica de pueblo. Aunque eso generó su propio espectáculo colateral — hubo protestas contra la cientología frente al teatro — fue precisamente el tipo de producción bien hecha que les granjea respeto a los actores. Y en el escenario, los 1,75 metros (5 pies con 9 pulgadas) de Holmes complementan su presencia.

"Uno puede ver que ella se vale por sí misma y algo más", dijo entonces el director de "All My Sons", Simon McBurney. "Es fantástica. Ann es un papel a su medida. Combina esta extraordinaria y fresca belleza con otra cualidad mucho más oscura que sentí estaba ahí, y que aflora al final de la obra, cuando luce como un ángel vengador".

Holmes también ha regresado paulatinamente al medio que la lanzó a la fama: la televisión. Además de actuar como invitada en la serie de comedia "How I Met Your Mother" y el drama legal "Eli Stone", interpretó a Jackie Kennedy en "The Kennedys", la controvertida miniserie que terminó en el canal ReelzChannel luego que History Channel decidió no transmitirla.

La actriz también grabó recientemente una participación especial como jueza en "Project Runaway", posiblemente con miras a promover su propia línea de ropa con la estilista Jeanne Yang, Holmes & Yang.

Lo que Holmes tiene en el horizonte, empero, parece más prometedor. Recientemente rodó una adaptación moderna de "La gaviota" de Chejov y pronto estará filmando "Molly", que coescribió y produce.

El filme trata sobre una madre soltera y su hija, así que seguramente será analizada en busca de indicios sobre de su vida personal. Pero su gran participación en el proyecto sugiere que está asumiendo un mayor control creativo. Holmes también está comprometida a rodar más adelante la comedia romántica "Responsible Adults".

"Este podría ser un nuevo comienzo para Katie Holmes", dice el analista de Hollywood.com Paul Dergarabedian. "Holmes estaba definitivamente en ascenso y obviamente tomó un giro a la izquierda en una relación con Tom Cruise, lo que en cierto modo opacó su carrera y le quitó velocidad".

Sin embargo, añadió Dergarabedian, "los actores a menudo toman decisiones para dedicarse a su familia en vez de a su carrera. Todo lo que ella necesita es trabajar en los proyectos correctos. Cualquiera que sea su próximo proyecto, obviamente habrá un factor curiosidad. Pero al final del día, tiene que hacer un buen trabajo".

Gran parte del atractivo de Holmes siempre ha sido su naturalidad. Desde la época de "Dawson's Creek", ha tenido más éxito en papeles de chica sencilla, valiente e inteligente. Aunque luchó para transicionar a papeles más adultos, también está claro que, al mismo tiempo, su vida se volvió un tumulto.

"Para las actrices, este puede ser un periodo realmente maravilloso, pues han adquirido mayor experiencia de vida, que es una fuente de inspiración", dice Hedges. "Me encanta su actuación en 'Pieces of April' ... (pero) cuando la vi pensé que esta era sólo la punta del iceberg".