El gobierno de Corea del Sur decidió desechar un plan muy criticado de cacería de ballenas para investigación científica, dijo un funcionario.

El funcionario de la Casa Azul presidencial señaló que el presidente y el primer ministro tomaron la decisión el martes durante una reunión. El funcionario pidió no ser identificado por nombre debido a que no se había hecho aún el anuncio formal.

El anuncio hecho por Corea del Sur a inicios de este mes acerca de que permitiría la caza de ballenas para investigación detonó protestas de ambientalistas y de naciones que no realizan ese tipo de cacería. Los críticos sospechaban que el plan era una cubierta para la caza comercial.

La oficina del primer ministro admitió que estaba consciente de las críticas.

Corea del Sur tenía una larga tradición de cacería de ballenas antes de que fuera introducida en 1986 una moratoria internacional sobre la caza comercial. La cacería por motivos de investigación científica es una excepción a la prohibición.