A la petrolera estadounidense Chevron pronto se le permitirá reanudar la producción en su pozo ubicado frente a la costa de Río de Janeiro y que fue cerrado en marzo debido a una fuga de crudo, dijo el martes la agencia reguladora de la industria petrolera de Brasil.

Magda Chambriard, directora general de la Agencia Nacional del Petróleo (ANP), dijo al diario financiero Valor Económico que Chevron Corp. solicitó reanudar la producción "y en principio no tenemos objeción". La funcionaria no dio indicios sobre cuándo se reanudaría la producción, y sólo comentó que sería pronto.

La oficina de prensa de la agencia confirmó las declaraciones de Chambriard, pero no proporcionó más detalles.

Aproximadamente 110.000 galones (416.300 litros) de crudo se filtraron en noviembre al océano cerca del pozo de Chevron. Dos semanas después, la ANP señaló que la fuga estaba bajo control.

En marzo de este año, la compañía suspendió la producción después de que comenzó a fugarse petróleo nuevamente de fracturas en el lecho marino cerca del pozo.

El pozo, el cual está ubicado en el yacimiento Frade, estaba produciendo cerca de 62.000 barriles por día.

"Chevron Brasil está trabajando con la ANP en todos los asuntos relacionados al yacimiento Frade, incluida la reanudación de la producción", dijo el vocero de Chevron Kurt Glaubitz en un comunicado enviado por correo electrónico.

Chambriard dijo que aunque se podría reanudar la producción en el yacimiento Frade, continúa la prohibición sobre Chevron para perforar pozos nuevos hasta que termine la investigación sobre las fugas.

Chambriard señaló al diario que la filtración de noviembre involucró aproximadamente 25 violaciones de seguridad por las que Chevron será multada por más de 50 millones de reales brasileños (24,6 millones de dólares).

"Es una cantidad muy pequeña", indicó, explicando que la legislación estipula que la multa más alta que puede aplicar la ANP por infracción es de dos millones de reales (985.000 dólares).