El Ejército de Colombia capturó a un guerrillero de las FARC por su supuesta responsabilidad como carcelero de la excandidata presidencial y exrehén Íngrid Betancourt durante su cautiverio y del policía secuestrado y en paradero desconocido, Luis Hernando Peña Bonilla.

La Sexta División del Ejército informó hoy en un comunicado de la detención de Marcos Alvis Patiño, alias "Efrén" o "Patequeso", que tuvo lugar ayer en una zona rural conocida como El Retorno, en el municipio de Puerto Rico del departamento sureño del Caquetá.

En el operativo participaron unidades de la XII Brigada y agentes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI).

Al aparecer, Alvis, segundo líder del frente 39 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se recuperaba en esa zona de una cirugía en las piernas y estaba protegido por integrantes de la columna móvil Teófilo Forero Castro.

De acuerdo a la información divulgada por la institución armada, el detenido ingresó a las FARC hace 31 años y en ese tiempo ha sido carcelero de más de 50 secuestrados, y participó además en las tomas de Miraflores (Guaviare), de Mitú (Vaupés) ambas en 1998 y de Puerto Rico (Meta) en 1999.

Precisamente fue entre 1999 y 2000 cuando, según el Ejército, "se destacó como uno de los responsables de las más oprobiosas torturas, tanto físicas como psicológicas, a los miembros de la Fuerza Pública en la zona de distensión", cedida entonces por el Gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002) en el marco de un fallido proceso de paz.

La nota especificó que el guerrillero "especialmente" se ensañó con el subintendente Peña Bonilla, hecho cautivo en el ataque a la base de Mitú y de quien lo único que se conoció es que supuestamente fue asesinado por el grupo rebelde.

Alias "Efrén" también pasó por las cuadrillas 14, 55 y 39, estuvo en el anillo de seguridad del anterior líder guerrillero alias "Alfonso Cano" e integró la compañía de seguridad del Estado Mayor del Bloque Oriental.

Según el Ejército, se espera que a lo largo de la jornada sea trasladado a Bogotá para que responda por los delitos de los que le acusa la Fiscalía 16 de Derechos Humanos: rebelión, secuestro extorsivo agravado, homicidio agravado y terrorismo.