El fantasma de las lesiones llegó esta vez a dos de los peloteros latinoamericanos que mejor rendimiento están teniendo está temporada en las Grandes Ligas como son el jardinero dominicano José Bautista, de los Azulejos de Toronto y su compatriota el bateador designado David Ortiz, de los Medias Rojas de Boston.

Los Azulejos confirmaron hoy que habían colocado a Bautista en la lista de lesionados de 15 días, una jornada después que se lastimase la muñeca izquierda durante un turno al bate en el partido que disputaron contra los Yanquis de Nueva York.

Bautista, empatado en el segundo puesto en las mayores con 27 jonrones, fue sometido a un examen de resonancia magnética para determinar la severidad de la lesión, pero el hecho de ser colocado en la lista de 15 días se da por hecho que no podrá jugar en las próximas dos semanas, como mínimo.

Los Azulejos no han anunciado los resultados de la prueba, solo diciendo que Bautista tiene inflamada la muñeca izquierda. Toronto no ha indicado cuando Bautista, quien ha liderado la Liga Americana en cuadrangulares en cada una de las últimas dos temporadas, podría volver a juego.

Toronto subió al jardinero prospecto Anthony Gose para reemplazar a Bautista en la plantilla.

Bautista sufrió la lesión inmediatamente después de haber conectado un largo foul en la octava entrada del partido del lunes ante David Robertson.

El toletero dominicano se agarró la muñeca y cayó de cuclillas en la parte de afuera de la caja de bateo, y luego salió del terreno, aguantándose la muñeca con su mano derecha luego de haber sido atendido por varios miembros del cuerpo médico de Toronto.

Al concluir el partido, los Azulejos dijeron que Bautista había sufrido una lesión en un tendón, pero que no se rompió el hueso.

Mientras que el piloto de los Azulejos, John Farrell, declaró que Bautista reconoció haber sentido un "pop" en la muñeca.

Bautista envió un mensaje mediante su cuenta de Twitter cerca de una hora luego del partido: "Gracias a todos por preocuparse. Los rayos X salieron negativos y me harán más pruebas mañana. Dedos Cruzados y me deseen suerte".

Gose bateó .292 con 33 extrabases y 41 remolcadas en Triple-A Las Vegas mientras lideraba la Liga de la Costa del Pacífico con 29 bases robadas.

Para hacerle espacio a Gose en su plantilla de 40 peloteros, los Azulejos transfirieron al derecho Brandon Morrow, inactivo desde principios de junio con una molestia muscular, a la lista de lesionados de 60 días.

Mientras que Ortiz, único representante de Boston en el Juego de Estrellas, se lesionó el talón del pie derecho mientras corría por las bases tras cuadrangular de tres carreras del inicialista mexicano Adrián González.

Irónicamente, González regresaba a la novena tras haber sido baja por causa de los espasmos que sufrió en la espalda la semana pasada cuando se dobló para saludar a un niño que estaba en un coche de bebé.

"Este (mala palabra) equipo está maldito", declaró Ortiz, que también fue sometido hoy a la prueba de resonancia magnética y los Medias Rojas no han informado sobre su estado, pero el toletero dominicano ha sido baja esta noche para el partido que disputan contra los Medias Blancas de Chicago.

El piloto de los Medias Rojas, Bobby Valentine, confirmó que Ortiz no sufría ninguna fractura del tendón de Aquiles y que sólo se perdería algunos días, aunque todavía no está decidido si va a ser colocado en la lista de lesionados.

"No lo vamos a perder por mucho tiempo", comentó Valentine. "No tiene nada roto y un descanso le ayudará a recuperarse por completo".

Ortiz estaba en primera base y Carl Crawford en la intermedia tras boletos consecutivos dados por el relevista de los Medias Blancas, el dominicano Leyson Séptimo, en la octava entrada, cuando González conectó su bombazo al izquierdo central.

Al no estar seguro de que la pelota terminaría en las gradas, Ortiz estaba corriendo duro cuando pasó por la segunda base. De acuerdo con Valentine, fue en ese momento que se lesionó.

Ortiz corrió de forma más lenta en el resto del camino al plato, y cuando llegó al dugout cojeaba notablemente, brincando en las escaleras.

No es la primera vez que Ortiz tiene problemas con sus talones. Luego de jugar con el dolor durante la pasada temporada, fue inactivado por nueve partidos en agosto tras haber sido diagnosticado con bursitis en el mismo talón derecho.

Hasta en lunes en la noche, Ortiz había logrado evitar contagiarse con la epidemia de lesiones que ha enviado a 21 jugadores de los Medias Rojas a la lista de lesionados en 24 ocasiones, costándole al equipo cerca de mil partidos perdidos.

Este no es un buen momento para perder a Ortiz porque los Medias Rojas se encuentran en medio de una racha de juegos contra cinco equipos ganadores y algunos líderes de división como son los Rays, Medias Blancas, Vigilantes, Yanquis y Tigres.