El director del departamento de control de HSBC renunció después que una investigación halló que los controles laxos en el banco británico le permitieron a los narcotraficantes mexicanos lavar miles de millones de dólares en las sucursales estadounidenses y realizar muchas otras transacciones ilícitas durante años.

A pesar de su renuncia, David Bagley le dijo a un panel investigador del Senado que continuará laborando para HSBC Holdings, con sede en Londres.

Bagley y otros ejecutivos en funciones y retirados ofrecieron disculpas por las fallas, pero argumentaron que no estaban totalmente al tanto de las transacciones ilícitas que fluían a través del banco.

Los senadores se mostraron escépticos de que los ejecutivos no se hayan enterado de los problemas que persistieron durante siete años.

Un informe del panel, la Subcomisión Permanente del Senado sobre Investigaciones, también encontró que los reguladores estadounidenses sabían que el banco tenía un sistema deficiente para detectar problemas pero no actuaron para obligarlo a que lo corrigiera.

Bagley ha sido director de control desde 2002, durante el período en el que la investigación del Senado encontró que la falta de supervisión por parte de HSBC permitió que el banco fuera utilizado por narcotraficantes y posibles patrocinadores de grupos terroristas, así como para otros propósitos ilícitos en diversas partes del mundo.

Bagley dijo que carecía de autoridad completa sobre las filiales del banco en el planeta, cada una de las cuales tiene su propio director de control.

"HSBC se ha quedado corto ante nuestras propias expectativas y las expectativas de nuestros reguladores", testificó Bagley.

Indicó que le dijo a los altos directivos de HSBC que "ahora es el momento adecuado — para mí y para el banco — de que alguien nuevo funja como director de cumplimiento del grupo".

Paul Thurston, el ejecutivo que encabezó la filial mexicana de HSBC en 2007 y 2008, dijo que intentó limpiar las deficiencias que halló en la operación.

"Creo que logramos verdaderos avances en HSBC México durante el breve período en que estuve al frente", dijo Thurston al panel. Sin embargo, agregó, "sabemos que debimos haber hecho esto mejor, más rápido".

Los ejecutivos dijeron que el banco ha efectuado profundos cambios en sus políticas y cultura corporativa para impedir que sea utilizado con fines ilícitos. HSBC, el banco más grande de Europa, cambió a sus ejecutivos más importantes el año pasado.

El senador demócrata Carl Levin, presidente de la subcomisión, se mostró escéptico ante la afirmación de Thurston.

"Esto es algo que la gente sabía que estaba ocurriendo en ese banco", dijo Levin. "¿Por qué la gente permitió que continuara?"

Thurston dijo que el Grupo Financiero Bital, el banco mexicano que HSBC adquirió en 2002, había sido un banco de "rápido crecimiento" que carecía de controles contra el lavado de dinero.

El senador Tom Coburn, el republicano de más alto nivel en el panel, dijo que le parece difícil de creer que los ejecutivos de HSBC desconocieran lo que estaba pasando.

Irene Dorner, directora general de HSBC Bank USA, afirmó en un testimonio preparado para la audiencia que "lamentamos profundamente y nos disculpamos" por las fallas de HSBC.

Los cambios que hizo el banco "serán integrados y mantenidos de aquí en adelante", dijo Dorner, y agregó que las nuevas políticas de HSBC "son todas buenas medidas".

Sin embargo, aunque las disculpas son bienvenidas, afirmó, "es esencial la rendición de cuentas por la conducta del pasado. Y eso es lo que hace falta aquí".

Dijo que gracias al escaso control sobre el lavado de dinero, HSBC Bank USA "expuso a Estados Unidos al dinero de las drogas mexicanas" y otros fondos sospechosos.

En México, el secretario de Gobernación (Interior), Alejandro Poiré, dijo que si bien desconoce los detalles del reporte, las autoridades mexicanas deben evaluar la información y actuar en consecuencia.

"Evidentemente que si existen indicios sobre la comisión de delito que se derive de este reporte — y pudiera ser que haya investigaciones en curso dentro de nuestro país_, pues le corresponderá a las autoridades competentes llevar a cabo las investigaciones", dijo el funcionario en rueda de prensa.

HSBC opera en 80 países del mundo. Su división estadounidense figura entre las diez primeras entidades bancarias que operan en Estados Unidos. Tiene bienes por aproximadamente 210.000 millones de dólares en sus operaciones estadounidenses.

___

El periodista de The Associated Press E. Eduuardo Castillo en la Ciudad de México colaboró para este despacho.