El asesino confeso de siete personas en Francia, Mohamed Merah, fue enviado por la organización terrorista Al Qaeda a Francia, después de que recibiera preparación en Afganistán, según una conversación con la policía revelada hoy por un diario francés.

Se trata de una nueva publicación de detalles de la negociación entre Merah y la policía, que sigue a las revelaciones que causaron polémica en Francia a principios de mes, así como críticas de familiares de las víctimas y censura de las autoridades francesas.

"Trabajo para Al Qaeda, tengo superiores, no estoy solo (...) En Francia actúo en solitario, pero me envió Al Qaeda, hay toda una organización detrás", según la transcripción publicada por "Libération".

El joven de 23 años de origen argelino que resultó muerto en la operación en Toulouse, tras los asesinatos cometidos entre el 11 y el 19 de marzo pasados, conversó con un negociador de la Dirección Central de Investigación Interior (DCRI, los servicios secretos francesas).

Y ahora el diario "Libération" publica extractos de su diálogo, en el que contó al funcionario cómo entró en contacto con Al Qaeda después de intentar llegar a la organización terrorista desde Argelia, Turquía, Pakistán e Irak.

Merah explicó al negociador de la DCRI que mató a niños judíos -atentó contra una escuela judía en Toulouse, donde acabó con la vida de tres escolares y un profesor- "porque matan a mis hermanitos y hermanitas musulmanes".

Antes de esa acción, Merah mató a tres militares paracaidistas en Toulouse y Montauban.

El terrorista vinculó su acción con un deber islámico: "islámicamente tengo derecho de matar a civiles así (...) vosotros matáis a nuestros civiles, pues nosotros matamos a las vuestros. Matáis a nuestros niños, pues matamos a los vuestros", dijo Merah.

Y agregó que al matar a militares y a judíos, pensó que su "mensaje" se entendería "mejor": "porque si hubiera matado civiles, la población francesa hubiera dicho, bueno, se trata de un loco de Al Qaeda, solo es un terrorista, mata civiles".

"Pero incluso aunque tenga derecho a eso, el mensaje es diferente. Maté militares y judíos. Los judíos matan en Palestina. Los militares están en Afganistán. No pueden decir nada, se trata de la defensa. Mato a militares en Francia porque en Afganistán ellos matan a mis hermanos", agregó Merah.

La publicación de extractos de la negociación para que Merah depusiera su actitud, refugiado en su piso en Toulouse durante 32 horas, al cabo de las cuales terminó muerto, se conoce después de que el pasado 8 de julio el canal de televisión "TF1" emitiera sonido de ese intercambio de palabras.

Esa decisión causó el rechazo de las familias de las víctimas de Merah y críticas públicas por la difusión, que se tradujeron en una advertencia en contra de "TF1" por parte del Consejo Superior del Audiovisual (CSA) francés, actitud criticada por "desproporcionada" por la organización Reporteros sin Fronteras (RSF).