Un amplio grupo de diputados iraníes insiste en cerrar el estrecho de Ormuz, la boca del golfo Pérsico, y mantener clausurada esa vía marítima vital para el suministro mundial de hidrocarburos mientras no se levanten las sanciones internacionales impuestas a Irán por su programa nuclear.

Según un texto redactado por ese grupo de diputados, "el cierre del estrecho de Ormuz duraría hasta la anulación de todas las sanciones impuestas a Irán y el Gobierno (de Teherán) podría abrirlo bajo 14 condiciones", dijo el diputado Javad Karimi Godusi en declaraciones difundidas hoy por la agencia local Fars.

Entre esas condiciones, precisó Godusi, estaría el cobró por Irán de una tarifa del 3 por ciento sobre las cargas de petróleo procedentes del Golfo Pérsico por los países importadores, entre ellos los de la Unión Europea y Estados Unidos, que debería pagarse por transferencia al Banco Central de Irán.

Antes de este proyecto, la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní ya redactó un texto en el que pedía al Gobierno que impidiera el paso por Ormuz, por donde sale el 20 por ciento del crudo que consume el mundo, de petroleros con destino a países que mantienen sanciones a Irán.

La Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar impone una amplia libertad de tránsito por los estrechos internacionales, por lo que eventuales medidas legales o militares para limitar el paso por Ormuz serían de difícil justificación, según dijo a Efe una fuente jurídica.

Un eventual intento condicionar el paso o de cerrar el estrecho de Ormuz por Irán podría tener consecuencias muy graves e imprevisibles, tanto económicas como bélicas, para la región y el mundo.

Ayer, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas iraníes, general Sayed Hasan Firuzabadi, repitió que los militares tienen "un plan para cerrar el estrecho de Ormuz, pero su ejecución necesita el permiso del líder supremo" de la República Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei.

"Las Fuerzas Armadas tienen planes para cada eventualidad, pero la decisión en relación con el estrecho de Ormuz recae en el comandante en jefe (Jamenei), tras consultar con el Consejo Supremo de Seguridad Nacional", aseveró el mando militar.

"Por supuesto que no queremos cerrar el estrecho de Ormuz, pero tenemos un plan inteligente y razonable para hacerlo", subrayó el general Firuzabadi.