El cantante británico Roger Hodgson, la legendaria voz de la mítica banda Supertramp, ha dado esta noche el que será su único concierto en España, en el auditorio de Nagüeles de Marbella (Málaga), una actuación en la que ha hecho un recorrido por su carrera musical.

El artista ha arrancado la actuación con uno de los himnos que rememoran los años setenta, "Take The Long Way Home", que ha hecho vibrar al auditorio marbellí tras veinte años de abandono del recinto, al que han acudido casi 2.600 personas, según han informado a Efe fuentes de la organización.

Hodgson, que ha interactuado con su público en todo momento, ha preguntado cuántos de los presentes son españoles y viven en Marbella, cuya alzada de manos ha sido mayoritaria; de Francia y Alemania, y quiénes han venido de vacaciones, a todos los cueles ha señalado que tienen "mucha suerte", ya que le ha gustado mucho la ciudad.

Ha manifestado que cada concierto es un viaje a lo largo de su vida, porque cada canción le trae un recuerdo especial, y ha invitado a su público a dejar los problemas a un lado en su actuación y disfrutar de la vida, y los ha animado a "cantar, aplaudir o besar a la persona que tengan al lado".

Para introducir el tema "Lovers In The Wind" -una canción que habla sobre el amor-, el artista ha apuntado que "el amor es algo por lo que merece la pena cantar", canción que ha desarrollado sentado al piano y que ha motivado el aplauso de los asistentes.

Le ha seguido "Easy Does It", que ha calificado como especial, ya que según ha precisado, ha recibido muchas cartas de gente diciéndole que esta canción les ha ayudado en sus vidas, por lo que ha resaltado el poder de la música para ayudar a los demás.

Tras la petición de Hodgson, el público ha introducido mediante silbidos el melódico "Sister Moonshine", con el que ha empezado a animar al auditorio a ritmo de armónica, mientras las primeras notas de piano de "Breakfast In América" han levantado de sus asientos a muchos nostálgicos del rock progresivo.

El cantante ha deleitado a su público con temas como el sinfónico "Lady", o "C?est Le Bon", una canción que según el artista, "no solemos tocar muy a menudo", y que ha estado acompañada por las palmadas de los asistentes, y "The Logical Song", tras la que ha recibido la ovación de los espectadores, que no han cesado de aplaudir al artista.

Tras una parada a las 23,33 horas, Hodgson ha retomado el show con "Child Of Vision" mientras el auditorio se iba llenando de gente que portaban bebidas en la mano, al que ha seguido el pausado "Death and Zoo".

El viaje más psicodélico del espectáculo ha llegado con "If Everyone Was Listening", en la que han confluido instrumentos de viento y percusión, a la que han seguido clásicos como "Dreamer" y "Give a little Bit", que han arrancado al público a bailar bajo el escenario, o "It?s Raining Again", con el que ha despedido el espectáculo.