Más de 100 operadores turísticos participarán en la reunión anual de la Organización Internacional de Operadores Turísticos Antárticos (IAATO, por su sigla en inglés), que por primera vez se realizará en esta ciudad austral de Chile, entre el 22 y 25 de abril del 2013.

La información fue entregada hoy por el director nacional del Instituto Antártico Chileno (INACH), José Retamales y el presidente del directorio de Antártica XXI y miembro de la IAATO, Jaime Vásquez, entre otras autoridades, quienes dijeron que la reunión busca consolidar a Magallanes como puente aéreo y marítimo hacia el Continente Blanco.

Explicaron que la próxima cita de más de 100 representantes de los mayores operadores turísticos que tienen como destino el Continente Blanco, fue confirmada en la anterior reunión de la IAATO realizada en Estados Unidos.

En tanto, la directora regional del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), Andrea Téllez, se mostró "muy satisfecha por las gestiones realizadas tanto por el sector público como privado, que lograron traer a Magallanes a más del 90 % de los operadores antárticos internacionales".

"Esto revela, sin duda, la importancia que tiene esta región como puerta de entrada a la Antártica", añadió Téllez, en alusión a la reunión, la XXIV edición, que se realizará en Punta Arenas, a más de 2.500 kilómetros al sur de la capital chilena.

Por su parte, el director de la Dirección Antártica del ministerio de Relaciones Exteriores, Camilo Sanhueza, valoró como "una excelente noticia para Chile" el que haya sido elegido como sede de la próxima reunión de este organismo.

Fundada en el año 1991, la IAATO cuenta en la actualidad con 111 empresas miembros, asociados y afiliados provenientes de Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Francia, Alemania, Italia, Japón, Países Bajos, Nueva Zelanda, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos.

Su misión es coordinar a sus miembros y adoptar todas las medidas que signifiquen el desarrollo de la actividad turística en un contexto de seguridad y protección del medioambiente, de una manera controlada y sustentable.

El turismo es reconocido, junto con la ciencia, como una actividad legítima, según lo establece el Tratado Antártico de 1959, que regula todas las acciones realizadas en el Continente Helado.

Durante la temporada 2011-2012, la actividad turística antártica realizada a través de operadores de la IAATO registró un total de 26.519 visitantes, que se dirigieron principalmente a 35 sitios en el continente antártico.

En el último tiempo esta actividad ha experimentado una favorable demanda, por lo que se estima que unos 34.950 pasajeros viajarán a la Antártica durante la temporada 2012-2013, según reportó la IAATO en la última Reunión Consultiva del Tratado Antártico, celebrada en junio en Hobart (Australia).

De esta manera, el negocio mundial del turismo antártico llega a producir poco más de 300 millones de dólares anuales.

Téllez explicó que es precisamente en la península Antártica donde se concentra la mayor parte del turismo antártico marítimo, debido a su geografía, fácil acceso y mayores atractivos.

Otro aspecto importante que refleja la situación privilegiada del país es que, actualmente, pasan por Punta Arenas 15 de los 28 programas antárticos nacionales, muchos de los cuales utilizan el puente aéreo con la isla Rey Jorge para transportar a sus científicos y personal logístico hasta sus diferentes bases o campamentos.

En este sentido, el director nacional del INACH, José Retamales, precisó que cada año aumentan las operaciones que otros programas antárticos realizan a través de Chile, lo que representa una oportunidad para que la región obtenga mayores beneficios de esta actividad.

"Estos programas generan una contribución económica a la región del orden de los 20 millones de dólares anuales, en circunstancias que sus presupuestos anuales son significativamente superiores", añadió.

Asimismo, Retamales comentó que gracias a las actividades de estos 15 países a través de Magallanes, "llegan cada año a nuestra zona entre 1200 a 1500 visitantes, lo que también significa un impacto positivo en el turismo regional patagónico".