Los monumentos de la Acrópolis en la capital griega debieron cerrar temprano el lunes a causa de una ola de calor cuyas temperaturas han ascendido a los 42 grados centígrados (107,6 Fahrenheit).

El sitio debió cerrar al público el lunes seis horas antes, a las 2 de la tarde (1100GMT), pero que volverá a las horas regulares el martes, de 8 de la mañana a 8 de la noche (0500-1700GMT), informó a The Associated Press la asociación de empleados del Ministerio de Cultura en sitios arqueológicos.

Las autoridades municipales en las ciudades griegas están en alerta, han brindado salones de aire acondicionado para el público, mientras que la Agencia de Protección Civil recomendó a las personas de edad avanzada a que se mantengan en sus viviendas hasta el anochecer.