El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, dijo hoy en Sao Paulo que el tejido industrial gallego es exportable casi en su totalidad y defendió la apuesta por los mercados exteriores como una "herramienta y una línea de trabajo obligatoria" para el éxito de la empresa en la actualidad.

"Nuestro tejido industrial es un tejido exportable casi al 100 por 100", dijo el jefe del Gobierno autonómico gallego en un acto celebrado en la Cámara Oficial Española de Comercio en Brasil.

Núñez Feijóo, quien realiza una visita de dos días a Brasil, aseguró que en el contexto económico actual la exportación "no es una cuestión voluntaria, es una herramienta y una línea de trabajo obligatoria" para el éxito empresarial.

Destacó que Galicia, en el noroeste de España, es la segunda comunidad española en saldo comercial positivo y calificó los datos de internacionalización de la empresa gallega de "muy esperanzadores".

Feijóo señaló la agroindustria, las infraestructuras, el textil, y el sector naval como algunas de las áreas de negocio clave para la cooperación comercial entre Galicia y Brasil, país del que dijo que presenta "una proyección brutal".

En el ámbito naval, Feijóo indicó que durante su visita se han mantenido reuniones con representantes de la empresa Repsol con el objetivo de abrir una "senda de colaboración" con miras a cerrar acuerdos para la construcción de barcos que den apoyo a las plataformas petrolíferas explotadas por la firma de hidrocarburos.

Repsol explota yacimientos de hidrocarburos junto a las firmas Petrobras y Sinopec en aguas del litoral brasileño.

En este sentido, el presidente de la Xunta señaló el interés en la manufactura de buques "con mucha tecnología, con mucha potencia, que es donde está el valor añadido".

También reiteró que Brasil, sexta economía del mundo, es junto a México uno de los dos grandes destinos para potenciar la internacionalización de la empresa gallega y añadió que la apuesta por los mercados exteriores no es "un proyecto de una legislatura" sino que se trata de una meta a largo plazo.

El consejero de Economía e Industria de la Xunta, Javier Guerra, agregó que el gobierno autonómico pretende "cambiar el paradigma" de los programas de ayuda a la empresa.

"Queremos apoyar a los empresarios que creen en lo que están haciendo" y aseguró que la internacionalización "no solo significa salir fuera sino hacer las cosas bien dentro".

Asimismo animó al inversor brasileño a acercarse a Galicia debido a que la apertura de la economía es un camino "de doble dirección".

El presidente de la Xunta y la delegación que lo acompaña se desplazaron posteriormente a la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), donde celebraron un encuentro con el presidente del consejo superior de comercio exterior de esa institución, Rubens Barbosa.

Está previsto que esta misma tarde Feijóo se reúna con el alcalde de Sao Paulo, Gilberto Kassab, y con el gobernador del estado homónimo, Geraldo Alckmin, antes de embarcar rumbo a Bogotá, donde concluirá su gira latinoamericana.