Marion Cotillard pudo haber sido reemplazada en su papel de novia de Christian Bale en "The Dark Knight Rises" ("El caballero de la noche asciende"), la nueva película de Batman.

La actriz francesa estaba por tener su primer hijo, Marcel, cerca de la fecha en la que se comenzó a filmar la última cinta de la trilogía de Christopher Nolan.

Pero el director quiso "resolver" el problema, según él mismo dijo a la revista Vogue en su número de agosto.

La mayoría de las escenas de Cotillard se postergaron un mes y Nolan hizo espacio en el plató para su familia.

Aun así, el realizador dijo que la actriz ganadora del Oscar lo sorprendió con su capacidad de trabajar tan poco después de haber dado a luz, y la calificó como "increíble", una "supermujer".

Nolan y Cotillard trabajaron juntos previamente en "Inception" ("El origen"), de 2010.

El número de agosto de Vogue sale a la venta el 24 de julio.

___

En internet:

http://www.vogue.com/