El accidente que le provocó la pérdida de un ojo a una piloto de prueba del equipo Marussia de Fórmula Uno no fue culpa del vehículo, indicaron los representantes de la escudería luego de concluir una investigación interna sobre el choque.

La española María de Villota manejaba un monoplaza de Fórmula Uno apenas por cuarta vez, y por primera ocasión con Marussia, cuando chocó con un camión en un ensayo en línea recta el 3 de julio en una pista aérea en el sur de Inglaterra.

De Villota perdió el ojo derecho y sufrió lesiones graves en el rostro y la cabeza.

La piloto de 32 años ha sido operada dos veces y sigue hospitalizada.

"Después de examinar cuidadosamente la información disponible, el equipo confía que el vehículo no tenía problemas", indicó Marussia en un comunicado publicado el lunes en su portal de internet.

El comunicado cita al director de Marussia, John Booth, diciendo que los hallazgos "de nuestra investigación interna excluyen al vehículo como un factor en el accidente".

"Ahora que concluimos nuestro trabajo de investigación, podemos volver a concentrarnos en la prioridad, que es el bienestar de María", indicó Booth.