Faltan 11 días para la inauguración de los Juegos de Olímpicos de Londres, pero el hervidero de la actividad empezó a sentirse en el aeropuerto Heathrow.

Bajos gigantes aros olímpicos, Atletas, oficiales y periodistas de todo el mundo llegaron el lunes a la terminal, en una primera gran ola que estableció una cifra sin precedentes de pasajeros para los Juegos que arrancan el 27 de julio.

Heathrow informó que atletas de 50 países desembarcaron en un día que fue descrito como el mayor movimiento de pasajeros en época de paz en la historia de Gran Bretaña.

En total, el aeropuerto recibió a unos 236.955 pasajeros, para romper el récord de un día de 233.562 de julio de 2011.

Para lidiar con la avalancha, Heathrow reclutó a unos 1.000 voluntarios para recibir a los viajeros, de los cuales 500 trabajaron el lunes, y creó grupos especiales para lidiar con equipo grande como jabalinas, bicicletas y otros artefactos deportivos. Todos estaban vestidos de rosado brillante para poder identificarlos sin problemas.

Cientos de agentes de migración también atendieron las largas colas en el aeropuerto, y además había más presencia de policías, incluyendo la unidad canina.

Al otro lado de la barrera en la zona de llegada, José García Reyes, el jefe de misión del equipo de Guatemala, se puso a posar para fotos con la bandera nacional, fastidiando al personal de Heathrow que le pedía a él y los demás competidores que se movieran.

"¡Una más, una más!", protestaron los guatemaltecos mientras se tomaban fotos.

Reyes dijo que estos son sus segundos Juegos Olímpicos. Fue a Beijing a 2008, pero esta es la primera vez como jefe de misión.

"Estoy bien entusiasmado", dijo.

Los atletas y entrenadores fueron llevados luego a la villa olímpica en autobuses especiales.

Al menos un atleta, el bicampeón mundial de los 400 metros con vallas, Kerron Clement, fue crítico en Twitter después que el autobús que lo llevaba a la villa tuvo problemas para encontrar su destino.

"Um, llevamos cuatro horas perdidos en la carretera. No es una buena primera impresión de Londres", tuiteó Clement.

Clement fue campeón mundial en 2007 y 2009, y logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Beijing.

Heathrow usualmente atiende entre 100.000 y 110.000 llegadas diarias, pero se espera que el lunes fuesen 120.000, muchos de ellos pasajeros olímpicos. Otro día con un gran flujo de pasajeros será el 25 de julio, dos días antes de la ceremonia inaugural.

"Llevamos siete años preparándonos para el reto de los Juegos. Ahora estamos implementando esos planes", dijo Nick Cole, jefe del operativo olímpico de Heathrow.

El lunes también se inauguró un carril olímpico en la autopista M-4 que lleva desde Heathrow hasta el centro de Londres. Otros carriles olímpicos serán abiertos en los próximos días.

Londres tiene cuatro aeropuertos, pero Heathrow es el único donde los viajeros olímpicos pueden validar sus credenciales.

Los Juegos terminan el 12 de agosto.