La presidenta argentina, Cristina Fernández, viajará este martes a Cochabamba para reunirse con su par boliviano, Evo Morales, con quien negociará un nuevo precio del gas que Bolivia envía a su vecino, confirmaron hoy fuentes oficiales.

Fernández partirá mañana del Aeroparque de Buenos Aires junto a una comitiva oficial rumbo a Cochabamba, en el centro del país andino, donde por la noche compartirá una cena de recepción con Morales, detallaron los portavoces.

Ambos mandatarios se reunirán el miércoles con el objetivo de abordar diversos asuntos de interés bilateral, aunque "el gas está en primer lugar de la agenda de ambos países", precisó el nuevo embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, en declaraciones a radio El Mundo, de Buenos Aires.

"El motivo del viaje tiene como punto principal el acuerdo para establecer el nuevo precio de la venta de gas de Bolivia hacia Argentina. Dependemos mucho del gas boliviano", explicó el diplomático.

Aseguró además que Bolivia, a su vez, depende "de productos industrializados y alimentos elaborados en Argentina", en el marco de una relación de "fuertes lazos entre los pueblos".

Según datos oficiales, cerca de 2 millones de bolivianos y descendientes residen en Argentina, adonde se traslada el 75 por ciento de los emigrantes del país vecino.

En la agenda bilateral, "hay también temas que interesan en la región. Por ejemplo, lo que está atravesando el hermano país del Paraguay", anticipó la semana pasada el canciller boliviano, David Choquehuanca, al anunciar la visita de Fernández.

Tras Brasil, Argentina es el segundo cliente del gas natural boliviano, el principal producto de exportación de ese país.

El Gobierno boliviano prometió aumentar en 2012 los envíos de gas natural al mercado argentino hasta 11,6 millones de metros cúbicos diarios, aproximadamente la cuarta parte de su producción, gracias a una nueva planta de la española Repsol en el sur del país.

Bolivia envía actualmente a Argentina unos 7,5 millones de metros cúbicos diarios.

El precio del gas boliviano en boca de pozo se ubica entre 8 y 10 dólares por millón de BTU (british termhal unit, la unidad para medir el potencial energético del gas), valor que se calcula en función de la variación trimestral de los costes de una canasta de hidrocarburos en el mercado internacional, según medios locales.

El contrato para la venta de gas a Argentina establece envíos mínimos de 7,7 millones de metros cúbicos de gas diarios, volumen que se incrementará hasta alcanzar los 27,7 millones para 2017.