Pierrick Fedrigo ganó el lunes la 15ta etapa del Tour de Francia al encabezar una fuga de dos ciclistas, y Bradley Wiggins conservó el maillot amarillo al mantenerse a la par de sus principales oponentes en el pelotón general.

La ruta de 158,5 kilómetros desde Samatan hasta Pau es un recorrido mayormente plano, pero los equipos con buenos sprinters decidieron no perseguir al pelotón de fuga.

Fedrigo, del equipo FDJ-BigMat, ganó su cuarta etapa del Tour al fugarse de un grupo de seis ciclistas cuando faltaban 6,5 kilómetros para llegar a la meta. El estadounidense Christian Vande Velde fue el único que le pudo seguir el paso.

Vande Velde aceleró para tratar de superar a Fedrigo en los 200 metros finales, pero el francés se impuso al llegar a la meta.

Fedrigo se impuso con tiempo de 3 horas, 40 minutos, 15 segundos, el mismo que Vande Velde.

"Es increíble... se alinearon las estrellas", comentó Fedrigo, cuyo último triunfo en el Tour fue hace dos años, también en Pau. "Hay días en que pasan cosas así".

Wiggins cruzó la meta con el pelotón principal, a 11 minutos, 50 segundos. El líder del equipo Sky busca convertirse en el primer británico que conquista el Tour.

Wiggins tiene 2:05 de ventaja en la clasificación general sobre su compatriota y compañero de equipo Christopher Froome. El italiano Vincenzo Nibali marcha tercero, a 2:23, mientras que el campeón defensor Cadel Evans sigue cuarto, a 3:19.

El martes es un día de descanso, antes que la carrera se adentre en los Pirineos.

"Hay mucha gente cansada, más mental que físicamente", dijo Wiggins. "Hoy fue un día difícil, con bastante calor. Y la carrera tenía cuestas".

La carrera termina el 22 de julio en París.