El presunto etarra Beñat Atorrasagasti Ordóñez, detenido el día 13 en Escocia y requerido por España y Francia en virtud de dos euroórdenes, rechazó hoy ser extraditado en una vista preliminar ante un juez escocés, informaron a Efe fuentes judiciales.

Atorrasagasti Ordóñez, que deberá comparecer de nuevo en Edimburgo el próximo 2 de agosto, fue arrestado en la noche del viernes en el área de Leith, en Edimburgo, donde residía con su familia, en una operación coordinada entre la policía escocesa y la Guardia Civil.

La detención del presunto etarra, de 36 años, obedeció, según la policía escocesa, a "dos euroórdenes relacionadas con delitos históricos cometidos en España y Francia".

De acuerdo con la misma fuente del tribunal escocés de primera estancia, durante la vista de hoy el presunto terrorista, huido desde marzo de 2001, confirmó su identidad y permanecerá en prisión preventiva.

Su abogado, Aamer Anwar, indicó hoy al juez Alistair Noble que Atorrasagasti "rechaza el proceso de extradición".

El letrado negó además que Atorrasagasti hubiera cometido "algo malo en Francia o España", según la agencia de noticias británica Press Association.

El tabloide escocés "Daily Record" asegura hoy que el acusado llevaba "tres meses" viviendo con su novia en un domicilio del área de Leith y que siempre utilizaba su nombre real, sin recurrir a ninguna identidad falsa.

Maggi Allan, esposa del propietario de la vivienda que alquilaba el presunto terrorista, se refirió a él como "un hombre encantador y el mejor inquilino que puedas tener", con "referencias impecables de su antiguo casero y de la empresa para la que llevaba trabajando diez años".

El detenido, nacido el 18 de agosto de 1976 en San Sebastián, está acusado de haber formado parte del grupo de terroristas que realizaba el "transporte" de material y personas entre Francia y España para ETA.

Atorrasagasti Ordóñez se había incorporado a la banda terrorista en 1996, como miembro de un grupo de "transportistas", con el objetivo de facilitar el paso de la frontera entre Francia y España a personas y material para ETA.

Ese grupo fue desarticulado en 2001, en una operación contraterrorista de la Guardia Civil, de cuyo dispositivo consiguió huir.

Entre 1996 y 2001 -cuando se desmanteló ese grupo- el ahora detenido tomó parte en el "transporte" por la frontera de miembros "liberados" (a sueldo) de ETA, y "recabó información de políticos no nacionalistas, como objetivos de futuros atentados", según la nota de Interior.

En 2001, Atorrasagasti Ordóñez huyó a Francia, donde se integró en la estructura terrorista etarra de ese país y donde el Tribunal Correccional de París le condenó en rebeldía en 2008 a cinco años de prisión, acusado de pertenecer en 2004 a los aparatos de reserva y de falsificación de ETA.