El Pentágono anunció hoy el envío de un portaaviones y su flota al Golfo Pérsico cuatro meses antes de lo previsto para mantener un mínimo de dos buques al mismo tiempo en la región, mientras aumenta la tensión en la zona.

El secretario de Defensa de EE.UU., Leon Panetta, aprobó la semana pasada la petición del Mando Central, que supervisa la seguridad en Oriente Medio, de adelantar el envío del portaaviones John C. Stennis a finales de verano, informó el secretario de prensa del Pentágono, George Little.

"Hay una serie de factores que contribuyen a estos nuevos requerimientos y decisiones" indicó a la prensa Little, quien no quiso atribuir la medida a una amenaza concreta.

Según dijo, se trata de "una extensión de las capacidades" que ya tiene EE.UU. en la zona de Oriente Medio, una región que se enfrenta a una "variedad de desafíos".

"No es un secreto que Estados Unidos y nuestros aliados nos enfrentamos a una serie de retos de diversas fuentes", comentó, pero descartó que esté relacionado con la situación en Siria o la amenaza de Irán de cerrar el estrecho de Ormuz.

En este sentido señaló que el Departamento de Defensa "es consciente siempre de los desafíos planteados por Irán, pero ésta no es una decisión basada solamente" en ello.

Actualmente hay dos portaaviones estadounidenses en la zona, el Abraham-Lincoln en el mar de Arabia y el Enterprise en el Golfo Pérsico.

El Abraham-Lincoln va a ser reemplazado por el Eisenhower, que ya se encuentra en el Mediterráneo.

Estaba previsto que el portaaviones Stennis, con una tripulación de unos 5.500 marineros, partiera a finales de año.

Si Stennis parte a finales de verano llegará a tiempo para relevar al Enterprise y evitar que haya un periodo de transición con un solo portaaviones.

"Esta decisión apoyará los actuales requisitos de la fuerza naval en Oriente Medio y reducirá la brecha causada por la salida próxima del USS Enterprise", dijo Little.

El Mando Central mantiene una política que consiste en tener una presencia permanente en la región de 1,7 portaaviones de media anual, teniendo en cuenta la salida y entrada de los reemplazos, aunque en lo que va de año ha mantenido dos permanentemente, una tendencia que confirma el cambio de fecha del relevo del Enterprise.