La fiesta del Santa Fe fue ensombrecida con la muerte de dos hinchas al golpearse con un puente cuando celebraban encima de un camión la conquista del título del fútbol colombiano.

Las autoridades anunciaron el lunes que uno ellos falleció en el acto al golpearse, caer del camión y ser atropellado por un vehículo, mientras que otro murió en una clínica en la madrugada.

Los médicos trataban de salvarle la vida a un tercer hincha de 19 años que padeció un trauma severo en la cabeza, y dieron de alta a una mujer de 29 años, con tres meses de embarazo, por un golpe leve en la cabeza.

Los tres hombres y la mujer supuestamente ascendieron a la parte superior del camión sin que el conductor se percatara y se golpearon al paso por un puente peatonal.

El accidente se registró el domingo casi tres horas después que el "Expreso Rojo" superó 1-0 al Deportivo Pasto en el juego de vuelta por la final del torneo Apertura, en el estadio El Campín de Bogotá.

Los incidentes entre hinchas no faltaron pero no pasaron a mayores, según el alcalde de la ciudad Gustavo Petro y el comandante de la policía general Luis Eduardo Martínez.

"Aunque hubo ciertos conatos de riña el balance es buenísimo, Bogotá demuestra que tiene cultura, que tiene cultura deportiva y que en el fútbol hay política del amor", declaró Petro a los medios.

Las medidas de seguridad fueron grandes, especialmente en el estadio y el parque Simón Bolívar donde se prolongó el carnaval hasta las primeras horas del lunes.

Los jugadores del "Expreso Rojo", con su capitán Omar Pérez a la cabeza, acompañaron a sus seguidores hasta cerca de la media noche.

La policía reportó la detención de 1.287 barrabravas por comportamiento agresivo, la portación de estupefacientes y licor. Decomisó 606 armas blancas y cinco de fuego.